El Gobierno Federal a través de la Secretaría de Economía (SE) ha concesionado alrededor de 52 millones de hectáreas a empresas mineras. Esto representa el 26 % del territorio nacional.

 

El periodista Jesús Ramírez Cuevas teme que la intención sea volver a México un país minero y no más uno petrolero, pero eso traería consigo la destrucción del medio ambiente, de la economía y del tejido social entero.

 

Francia Gutiérrez, colaboradora de la Red de Comunicadores Boca de Polen, preparó el siguiente reporte al respecto.