Comarcas


El Occidental

31 de agosto de 2011

Juan José Ríos Ríos

Jalisco.- Con éxito económico y en el último año de operaciones sin accidentes incapacitantes concluyeron las operaciones del proyecto San Ramón en la mina subterránea El Encino, de Pihuamo, Jalisco. Con su reapertura, en el 2009, se creó un promedio de 200 empleos directos y cientos de trabajos indirectos en la región sur.

La mina El Encino inició operaciones en 1962 como mina a cielo abierto. En 1991 se procedió con la fase 740 del cuerpo uno. El minado subterráneo del cuerpo uno comenzó en 1995, en el área de cuartos y pilares; en 1998 se iniciaron las operaciones del cuerpo subterráneo San Ramón, y tras nueve años de inactividad, en el 2009 se reiniciaron los trabajos en la misma. Independientemente de las inversiones y trabajos que se tuvieron que realizar para este proyecto de dos años que concluyeron de manera exitosa, se plantaron ocho mil 228 árboles, se reactivó el desarrollo en el municipio de Pihuamo, se ofreció oportunidades de trabajo a nuevas generaciones de la región, se capacitó y se trabajó en un régimen efectivo de seguridad.

Lo anterior fue dado a conocer por Cecilia León, responsable del área de comunicación de desarrollo minero, señalando que el proyecto San Ramón en la mina subterránea en Encino, fue llevado a cabo por la empresa minera Ternium en México, un complejo siderúrgico altamente integrado en su cadena de valor. Sus actividades abarcan desde la extracción de mineral de hierro en sus propias minas y la fabricación de acero, hasta la elaboración de productos terminados de alto valor agregado y su distribución.

«Ternium desarrolla sus actividades industriales en todo el territorio mexicano, posee el 100% de la compañía minera Las Encinas y el 50% de Peña Colorada. También dos plantas de productos largos, dos de acero, cuatro de recubierto, centros de servicio y distribución en las principales ciudades de México», abundó Cecilia León.

http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n2208860.htm