The requested block type of 'navigation' does not exist or is disabled.

The requested block type of 'sab-icons' does not exist or is disabled.

Durante el mandato de Calderón se duplicaron los proyectos mineros foráneos en México

Por Susana González G.

Con el gobierno de Felipe Calderón prácticamente se duplicaron los proyectos mineros concesionados a empresas extranjeras: el incremento neto fue de 94 por ciento, al pasar de 390 a 757 proyectos entre 2006 y 2010, la mayoría destinados a la explotación de metales preciosos, indican estadísticas de la Secretaría de Economía (SE). En sólo 12 meses han comenzado la operación comercial de ocho grandes proyectos.

El aumento de proyectos no implica que haya crecido en la misma proporción el número de empresas extranjeras que extraen minerales y metales del subsuelo de México, ya que sólo aumentaron 40 por ciento (de 240 a 286 en el lapso señalado).

Dicho de otra manera, se autorizaron 73 proyectos mineros nuevos en promedio en cada uno de los cinco años mencionados, aunque sólo ingresaron al sector nueve empresas nuevas anualmente.

Las autoridades y la Cámara Minera de México (Camimex) se ufanan en declarar que México se ha erigido en el cuarto destino mundial para la inversión en exploración minera y el primero en América Latina, pero, aunque operan aquí empresas originarias de 14 naciones, siete de cada 10 son de Canadá, las cuales dominan la exploración y explotación de yacimientos de oro y plata.

El año pasado el valor de la producción minera en el país llegó a 13 mil 900 millones de dólares, de los cuales 60 por ciento provino de lo extraído por empresas extranjeras, de acuerdo con Camimex, además de que la mayoría se exporta.

Baja el capital externo

Sin embargo, aunque las compañías foráneas consiguen más que las nacionales en la producción minera (en cuanto a valor por el tipo de metales y minerales que extraen), sucede lo contrario en las inversiones que hacen.

Los capitales extranjeros en el sector han bajado como proporción de la inversión total en esta industria y ni siquiera rozan los montos de la inversión nacional.

Al principio del sexenio la inversión extranjera minera sumó 657 millones de dólares, que representó 34 por ciento de los mil 923 millones de dólares registrados entonces. En 2008 bajó a 616 millones de dólares o 29 por ciento de la inversión total; luego subió a 929 millones en 2008, pero frente al récord de 3 mil 656 millones de dólares de ese año apenas representó 25 por ciento.

Para 2009 la inversión extranjera en la minería tuvo tal desplome que sólo logró aportar 15 por ciento del total, según estadísticas de la SE. No obstante, según Camimex, en lo que toca a proyectos de exploración, sí supera a los capitales nacionales, al concentrar 70 por ciento del total.

El auge minero logró desplazar el año pasado al turismo como cuarto generador de divisas, sólo superado por la industria automotriz, el petróleo y las remesas de migrantes. El sector minero captó 15.4 mil millones de dólares, contra 11.8 mil millones de la industria sin chimeneas.

El constante incremento en los volúmenes de producción de 18 metales preciosos y algunos de los minerales y minerales no ferrosos, siderúrgicos o no metálicos, como la industria los clasifica, así como el alza que algunos de ellos han registrado en años recientes, ha hecho que México se coloque en los primeros 20 lugares a escala mundial.

Es el principal productor de plata, tiene el sitio 11 en oro y el 12 en cobre, pero también destaca en bismuto, fluorita, celestita, wollastonita, manganeso, diatomita, plomo, grafito, barita, cadmio, molibdeno, zinc, sal y feldespato.

Destaca el caso del oro, en tanto que su aportación en el valor de producción minera nacional se triplicó en los años recientes, ya que antes del sexenio actual sólo representaba 8 por ciento del total y el año pasado llegó a 25.4 por ciento. En 2006 sólo se producían 39 toneladas de oro, pero el año pasado ya fueron 79 toneladas, un incremento de 103 por ciento y ocho veces más de lo que se producía hace 20 años.

Los registros de la SE sobre los 757 proyectos mineros que operan 286 compañías extranjeras detallan la preponderancia canadiense. Por sí solas tienen a su cargo 556 proyectos y operan otros 30 en asociación con firmas de otros países, es decir, 586, que representan 77 por ciento del total de empresas mineras foráneas.

En sus asociaciones trabajan en conjunto con 10 empresas de México, nueve de Estados Unidos, seis de Australia, dos de Reino Unido, así como un proyecto con una empresa de Corea, otra de China y una más de Japón.

Ni siquiera Estados Unidos, el principal socio comercial de México y que tanta influencia tiene en la economía nacional, ha podido acortar la gran ventaja de Canadá, ya que prácticamente hay cinco empresas de su competidor por una suya. En total hay 44 compañías estadunidenses con 113 proyectos, apenas 15 por ciento del total.

En el reparto de este lucrativo mercado destaca el caso de 13 empresas de Canadá que tienen concesionados 14.5 por ciento de los proyectos: Dia Bras Exploration Inc, con 16, seguida por Oro Gold Resources Ltd, y Pediment Gold Corporation, con 14 cada una. Luego, MacMillan Gold Corp y Soltoro Ltd, con 11 proyectos cada una; Canasil Resources y Chespeake Gold Corp, con otros 10 por firma; Remstar Resources Ltd y Golden Goliath Resources, con nueve, así como Evrim Metals Corp y Silvermex Resources, con ocho, además de que también comparten proyectos. Otras que destaca Camimex son Pan American Silver, Alamos Gold, Farallon Resources y Teck Cominco.

Con lo redituable que ha resultado el negocio minero en estos años para las empresas extranjeras, y particularmente las canadienses, al parecer lo mejor (para ellas) está por venir en los próximos años, ya que los proyectos y minas que tienen concesionadas son a largo plazo y, según Camimex, ya superaron en inversión a las nacionales en cuanto a proyectos de exploración, es decir, los nuevos yacimientos, al concentrar 70 por ciento del total.

Los datos oficiales precisan que de 757 proyectos en manos extranjeras, únicamente 2.64 por ciento están en etapa de «desarrollo», es decir, sólo 20. Otro 9.38 por ciento en «producción» (71) y hay 6.74 por ciento o 51 «suspendidos» o postergados por financiamiento.

En cambio, 615 o bien 81 por ciento del total, son proyectos en «exploración», así que los resultados en producción, exploración y ganancias que dejen se sabrán hasta los próximos años, paralelamente a problemas ambientales o laborales que han caracterizado al sector. Más aún, si se considera que la Camimex destaca el potencial minero de México al citar al Servicio Geológico Mexicano: «70 por ciento del territorio nacional es apto para seguir localizando yacimientos minerales de clase mundial». De hecho, la industria minera sólo está ausente en cuatro estados.

El alto precio del oro aviva el interés de los canadienses por el metal de México

En sólo 12 meses han comenzado la operación comercial de ocho grandes proyectos.

En el país, ocho grandes proyectos de explotación de oro, concentrados principalmente por compañías mineras de Canadá, iniciaron su operación comercial en los pasados 12 meses, debido al incremento en el valor del metal áureo, derivado de la incertidumbre financiera global.

El incierto entorno de la economía internacional, con bajas tasas de interés, un dólar estaduinidense debilitado y una guerra de divisas que podría depreciar las principales monedas occidentales, mantuvo grandes inversiones de refugio en el oro.

Durante 2010 el precio anual del oro promedió mil 224.53 dólares por onza, lo que representó un incremento de 25.9 por ciento con respecto al precio promedio de 972.35 en 2009.

El 9 de noviembre de 2010, el metal escaló un precio máximo histórico de mil 421 dólares por onza.

Este espectacular impulso a la cotización del metal aceleró la apertura de nuevas operaciones mineras y disparó la inversión en exploración por oro, informó la Cámara Minera de México (Camimex).

El fuerte impulso en el valor de la producción minera está directamente relacionado con los buenos precios internacionales que permitieron el año pasado la apertura de ocho unidades mineras, entre las que destaca la entrada en producción comercial, en septiembre, de la mina Peñasquito, en Zacatecas, de la canadiense Goldcorp.

El programa de operación para 2011 contempla producir 350 mil onzas al ciento por ciento de su capacidad, y será la mina más grande de oro en el país, con lo que la canadiense Goldcorp Inc se consolidó como la mayor productora en México.

En el último cuatrimestre del 2010 Silver Crest Mines inició la producción de oro y plata en la mina Santa Elena, ubicada en Sonora. Mientras tanto, Agnico Eagle, también de origen canadiense, fundió su primera barra áurea proveniente de la mina Creston Mascota, en Chihuahua.

La empresa Timmins Gold comenzó en abril del año pasado la producción de su mina de oro San Francisco, en Sonora.

Después de un cierre de 17 meses, la mina de oro y plata La Guitarra, ubicada en el estado de México arrancó operaciones en abril de 2010. La canadiense Genco Resources, a cargo de la explotación del yacimiento, suscribió un acuerdo en noviembre del año pasado con la también canadiense Silvermex Resources. La transacción, realizada completamente en acciones, llevó a Genco a cambiar su nombre por New Silvermex.

En tanto, Frallon Resources Ltd, con sede en Vancouver, Canadá, anunció el 15 de noviembre del año pasado las negociaciones que realiza con la empresa belga Nyrstar, importante productora a escala global de zinc y plomo, y en menor proporción de oro, plata y cobre, para que esta última adquiera 100 por ciento de la empresa, en una transacción superior a 400 millones de dólares. De esta forma, un país europeo incursiona en el ciclo minero del país.

Por su parte, Goldcorp anunció en junio de 2010 la venta de la mina San Dimas, productora de oro y plata en México, por 500 millones de dólares, a la compañía Mala Noche Resources Corp, que cambiaría de nombre posteriormente a Primero Mining. Bajo el acuerdo de venta, la canadiense Goldcorp recibió 275 millones de dólares en efectivo, 175 millones en acciones de Mala Noche y otros 50 millones de dólares en pagarés.

Además, los trabajos de exploración de Goldcorp Inc. en los proyectos satélites de Camino Rojo, en Zacatecas, continuaron avanzando.

La empresa canadiense Yamana Gold Inc continúa con la construcción y preparación de la mina de oro y plata Mercedes, localizada en el norte de Sonora. El inicio de operaciones se tiene programado para 2012, y deberá producir 125 mil onzas de oro equivalente.

Otras empresas que no son canadienses participan en nuevos proyectos en la explotación de oro en México. Una es la estadunidense US Gold, que avanza con fuerza en su proyecto de oro y plata El Gallo, localizado en Sinaloa. Con una inversión de capital de 100 millones de dólares, US Gold estima a partir de 2014 una producción de 50 mil 250 onzas de oro.

La empresa australiana Cerro Resources NL informó que actualmente desarrolla el estudio de factibilidad del proyecto Cerro del Gallo, localizado en Guanajuato. Los resultados del estudio concluyeron en marzo de 2011 y el inicio de operaciones se prevé en 2012. Cerro del Gallo cuenta con 69.9 millones de toneladas de mineral con contenidos, precisó Camimex. www.ecoportal.net

La Jornada
www.jornada.unam.mx

http://www.ecoportal.net/content/view/full/100398/

Leave a reply

Suscríbete a la lista de información sobre minería:

¿Quieres recibir las notas de prensa e información sobre el tema de minería en México?
Escribe a: inforema.mexico@gmail.com y te daremos de alta en nuestra lista de información.

Creative Commos, 3.5 No derivadas. Red Mexicana de Afectados por la Minera. 2010-2013

contador de visitas