Chile



Se estima que en cuatro años arribarán 26 mil trabajadores a la zona, y podrían llegar a 100 mil. Construcción supera 1.000% de crecimiento por alta demanda de viviendas.

24 de Octubre de 2011.- «Todo el mundo se está viniendo, me he encontrado con varios coterráneos que llegaron a probar suerte», dice Jaime García, encargado de una empresa que vende suministros de seguridad para compañías mineras.

Él dejó atrás Rancagua para radicarse en Copiapó, como miles de trabajadores de todo Chile que llegan atraídos por el crecimiento que impulsa una serie de proyectos mineros: en la región se esperan inversiones por US$ 22.600 millones para esta actividad hasta el 2018. A esto se suman proyectos en energía, puertos y agroindustria, que elevan la cifra sobre los US$ 26.000 millones. Y ese auge repercute en las posibilidades de empleo, en los sueldos y en el comercio.

«Es mejor el sueldo que pagan y los beneficios. Aquí se vende mucho más de lo que se vende en otras zonas del país, porque hay mucho movimiento comercial en Copiapó. Y esto va a seguir creciendo», dice García.

Crecimiento

Los cálculos del gobierno regional de Atacama indican que por cada millón de dólares invertidos se genera un empleo directo. Es decir, 26 mil nuevos trabajadores. Pero el seremi de Vivienda, Pablo Carrasco, agrega que a esto se suman tres empleos indirectos, lo que podría elevar la cifra a 100.000. Si se consideran las respectivas familias, se estima que Copiapó duplicará fácilmente su actual población de 164.000 habitantes.

Por eso hoy las grúas de construcción se multiplican en la ciudad. Hay 20 proyectos inmobiliarios en desarrollo, con 3.000 viviendas proyectadas -a un precio promedio de 2.500 UF- para absorber esta demanda.

«Desde 2010 a la fecha, la construcción de viviendas en Atacama ha crecido un 1.000%. Lo vemos en los proyectos inmobiliarios que se ven por toda la ciudad, y eso nos da tranquilidad de que vamos a poder recibir a los 26 mil trabajadores que van a llegar», dice la intendenta Ximena Matas.

Mayores sueldos y las posibilidades de una ciudad en crecimiento son los principales atractivos para los profesionales. Cristián López, ingeniero civil eléctrico que llegó de Santiago, afirma que viajó atraído por la tranquilidad de la ciudad y sueldos un 60% mejores que en el resto del país.

Su esposa, enfermera, no duró mucho sin trabajo. «Apenas llegamos a Copiapó la querían en el hospital y la clínica. La verdad es que aquí faltan muchos profesionales, y es fácil encontrar empleo», sostiene.

El constante movimiento en las calles también impacta en el comercio local. «Aunque han llegado las grandes cadenas de supermercados y tiendas, nuestro comercio ha visto crecer sus ventas en un 25% de este año», dice Mario Bordoli, presidente de la Cámara de Comercio local.

A las grandes tiendas del retail se suma el proyecto para levantar un mall en Copiapó, con más de 200 tiendas, que planea abrir sus puertas en 2013.

Pero todo este desarrollo también trae efectos negativos. El parque automotor de 31.000 vehículos crece a un 7% anual -2.000 vehículos-, lo que ha cuadruplicado los tiempos de traslado en el centro y algunos sectores residenciales. Ya hay prácticamente un auto por familia, lo que obligó a las autoridades del ramo a elaborar un plan de descongestión.

Además, otra preocupación de las autoridades son los «mineros golondrina» que llegarán atraídos por el auge. Se trata de trabajadores de otras áreas que, seducidos por los sueldos de la minería, prueban suerte en ese sector sin tener experiencia.

«Al haber buenos precios en los metales, muchos trabajadores se tientan en un oficio sin tener experiencia. Hemos tenido accidentes en Atacama con personas que eran guardias y que ahora se dedican a la minería», dice el seremi del ramo.

Para Bordoli, «falta mucho para que estemos bien preparados para recibir a tanta gente, pero es bueno que tengamos estos problemas: los del progreso».

Salud

Ante la inmigración, en el hospital de Copiapó advierten que faltan 15 médicos especialistas.

5% es la tasa de desocupación regional para el trimestre móvil junio-agosto. La nacional: 7,4%.

15,9% creció la actividad económica en Atacama en abril-junio, respecto del mismo período de 2010.

1.796 millones de dólares fue el valor de las exportaciones de Atacama el segundo trimestre de 2011.

44% creció el valor de esas exportaciones en relación con el mismo período de 2010, según el INE (El Mercurio).

 

Portal Minero

 

http://www.portalminero.com/noti/noticias_ver_ch.php?codigo=14719&fecha=10