Afectados convocan a la Semana en lucha por la niñez, la salud y el ambiente, a realizarse en el embarcadero Cahuaré, del 12 al 19 de octubre de 2011

por Emanuel Gómez Blog de autor.

http://batallasdelpino.blogspot.com/

Chiapa de Corzo, Chiapas, 10 de octubre de 2011.

Las detonaciones de pólvora y la excavación en búsqueda de cal a tan sólo 100 metros del Cañón del Sumidero han provocado grietas en la pared de esta belleza natural, denunciaron habitantes del embarcadero Cahuaré, uno de los principales destinos turísticos del Sureste de México, hoy amenazado por las actividades industriales de la empresa “Cales y Morteros del Grijalva, SA de CV”.

Al paso de la Caravana por la paz que encabeza el escritor Javier Sicilia, un grupo de vecinos, mujeres y niños en su mayoría, unieron sus voces a las denuncias por justicia, acusando que, pese a ubicarse a 10 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez, capital política de Chiapas, han pasado más de 9 años desde que empazaron a luchar por el cierre de la empresa minera, sin que hayan obtenido una respuesta favorable.

En un acto de clausura simbólica de la empresa Cales y Morteros del Grijalva, los demandantes declararon contar con un diagnóstico que emitió la Secretaría de Salud estatal el pasado 13 de mayo de 2011, en el que se confirma que 47% de los pobladores de Cahuaré presentan enfermedades ocasionadas por residuos de cal esparcidos en el ambiente, siendo los niños la población más vulnerable.

La fauna silvestre de este Parque natural, entre ellos aves migratorias, peces y cocodrilos, también está expuesta a los problemas ambientales derivados de la minería de cal, sin embargo, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), ha tenido una intervención mínima en el asunto, simplemente legalizando la exploración y explotación minera aún en contra del artículo 94 del reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, en el que se especifica que los permisos de exploración y explotación minera otorgados en el marco de la Ley Minera deberán ser validados por su compatibilidad con el programa de manejo del Área Natural Protegida, y a todas luces en el Cañón del Sumidero hay impacto negativo al ambiente y la salud humana. En su denuncia, el Comité Pro Obras de Cahuaré, señala el manejo irresponsable de la empresa, a quienes acusan de “comprar amparos, jueces, estudios ambientales, partidos y gente corrupta de las instituciones que cada 6 años le permiten perpetuarse en la ilegalidad”.

De ocurrir el colapso de la pared del Parque ecológico Cañón del Sumidero, agrietada por décadas de actividad industrial de esta empresa, se dañaría el vaso de la presa hidroeléctrica Chicoasén, se interrumpirían las actividades turísticas y, lo más grave, podría provocarse un derrumbe que afectaría las viviendas de los pobladores.

La empresa argumenta que está asentada antes de la declaración de protección ambiental, lo que deja en claro que las políticas conservacionistas no son correctivas, ni preventivas, sino son sólo un marco de gestión ambiental. Ante la emergencia, los afectados convocaron a las personas, organizaciones e instituciones interesadas a participar en la Semana en lucha por la niñez, la salud y el ambiente, a realizarse en el embarcadero Cahuaré, del 12 al 19 de octubre de 2011.

http://espacioclimaticochiapas.blogspot.com/2011/10/chiapas-mexico-exigen-cancelar.html