Favoritismo fiscal merma la seguridad en minas de carbón

Oct 16, 2011


  • La Jornada
  • 16 Octubre 2011
  • Cobrar impuestos a productores de gas grisú inhibe inversiones en yacimientos, dicen diputados

Saltillo, Coahuila. El debate en torno a las facilidades otorgadas por el Gobierno Federal a empresas extranjeras, como Repsol y Sempra Energy, que no pagan impuestos por la importación de gas natural, ahonda las diferencias suscitadas en la Cámara de Diputados porque sí se aplican gravámenes a los productores de gas grisú (asociado) en México mediante el pago de derechos.

El viernes, el presidente de la Comisión de Hacienda, el panista Alberto Becerra Pocoroba, defendió la idea de hacer prevalecer la propuesta del Ejecutivo federal, que contempla mantener la exención en favor de los importadores del gas y obligar a pagar impuestos a quienes pretendan extraer el gas grisú de las minas carboníferas, localizadas sobre todo en el estado de Coahuila.

Desde la visión de un grupo de diputados de PAN, PRI, PRD y PT, gravar la extracción favorecería a los empresarios mineros que operan en el país, tanto nacionales como extranjeros.

No obstante, la paradoja de esa postura radica en que el proyecto de dictamen de ley federal de derechos contempla mantener vigente el beneficio para las firmas que importan gas natural desde naciones como Malasia o Ecuador, y no erogan recursos a la hacienda pública.

Becerra Pocoroba argumentó que el tema fiscal no tiene que ver con los accidentes que ocurren en las minas de carbón, porque “son muchos los aspectos colaterales, como que no se invierte para que el gas pueda llegar a los ductos de Pemex y canalizarse… nada garantiza que exentando el derecho el empresario va a invertir”.

Becerra Pocoroba replicó con la demanda de mayor información, porque partiendo de su criterio —advirtió— se afectaría la recaudación tributaria de la administración federal: “me gustaría escuchar y tener mayores elementos técnicos, pero considero que el tema no es bajar la tasa, sino que los dueños de las minas de carbón realmente inviertan, y eso no le es imputable al gobierno. Todos debemos ser lo suficientemente responsables para tomar en consideración que la cobija no es muy grande, por lo que los movimientos que pudieran venir en la carátula de la Ley de Ingresos no deben ser irresponsables e impedir que el país continúe con una posición económica sólida”.

cm

http://www.vanguardia.com.mx/favoritismofiscalmermalaseguridadenminasdecarbon-1123709.html