Política | Viernes 23 de Diciembre de 2011 , 09:51 | Fuente : Notimex

El diputado federal priista Miguel Ernesto Pompa Corella propuso que 10 por ciento de lo recaudado por la federación en materia de derechos sobre minería, sea distribuido entre las entidades que tienen esta actividad.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) explicó que el objetivo es contribuir a impulsar el desarrollo económico y social de los estados, sobre la base de contar con recursos adicionales que serían utilizados en proyectos y programas de tipo social.

Se pronunció además por que una parte de dicho porcentaje se destine a la creación de un fondo de compensación para casos extraordinarios, como accidentes o problemas, de tal manera que quienes laboran en ese sector cuenten con garantías institucionales que defiendan sus derechos.

En entrevista explicó que de lo que se trata es que los estados beneficiados distribuyan los recursos obtenidos en programas sociales y en la creación de un Fondo para Emergencias Mineras, el cual se aplicará en momentos en que se presente alguna situación externa que afecte a los trabajadores del sector en la entidad.

El legislador presentó ante el pleno de la Cámara de Diputados una iniciativa para reformar la Ley Federal de Derechos, y recalcó que el propósito central es apoyar el desarrollo económico y social de la población que radica en las entidades donde se extraen minerales.

Pompa Corella resaltó que las 32 entidades federativas del país cuentan con yacimientos mineros, situación que no puede presumir un número cuantioso de naciones del mundo.

De acuerdo con la Dirección de Promoción Minera del Servicio Geológico Mexicano, expuso, a la fecha son 302 las empresas que realizan inversiones en el sector minero nacional, como Canadá, Estados Unidos, Argentina y Australia.

Dicha institución señala que actualmente existen 770 proyectos mineros distribuidos en Nuevo León, Chihuahua, Baja California, Baja California Sur, Sonora, Oaxaca, Sinaloa, Coahuila, Jalisco, Zacatecas, Guanajuato, Nayarit, Chiapas, Guerrero, Michoacán, Durango, Colima, Veracruz, Puebla, México, Hidalgo, Querétaro y San Luis Potosí.

Pompa Corella destacó que el Producto Interno Bruto (PIB) del sector minero durante 2010 mantuvo una tasa de crecimiento trimestral entre 1.4 y tres por ciento, que a la vez resultó insuficiente para recuperar los niveles de caída que presentó en 2009.

La industria minera, a pesar de ser una actividad que realizan los particulares y en la que el Estado no cuenta con la exclusividad, como es el caso de los hidrocarburos, genera ganancias atractivas para los inversionistas.

El gobierno federal se encarga de realizar el cobro correspondiente por la explotación de los minerales en territorio nacional y deja a las entidades en un segundo plano, aun cuando éstas son las que crean las condiciones adecuadas para el desarrollo de la actividad minera, en coordinación con los gobiernos municipales, explicó.

http://uniradioinforma.com/noticias/articulo89615.html