Exponen irregularidades en Pasta de Conchos antes y después del siniestro

  • 2011-12-20•Política

El percance ocurrió en febrero de 2006. Foto: Archivo

A casi seis años de la explosión en la mina carbonífera de Pasta de Conchos, los familiares de los 63 mineros que no fueron rescatados presentaron un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en el que se informa de la irregularidad en la que actuó el gobierno mexicano antes y después del siniestro, y sobre su incapacidad para frenar la minería ilegal y el trabajo infantil.

El informe especial sobre las condiciones de seguridad e higiene en la zona carbonífera de Coahuila establece que “el gobierno de Felipe Calderón no ha resuelto en justicia el caso de Pasta de Conchos, no ha hecho nada para evitar una escalada de muertes y desgracias. Lo que han hecho siempre y en cada caso, en cada siniestro y con cada víctima, es aplicar la misma fórmula para obtener el mismo resultado: impunidad. Así ha sido en cada una de las muertes en estos largos seis años desde febrero de 2006”.

De acuerdo con la Organzación Familias Pasta de Conchos, en el informe se evidencia que, a pesar de haberle solicitado tantas veces audiencia, el presidente Felipe Calderón, jamás recibió a los mineros y sus familias, además, no parece absolutamente condenable, que quienes han abusado de su autoridad ahora sean promovidos, como lo ha hecho con la funcionaria Rosalinda Vélez (quién difamó a Cristina Auerbach en junio pasado) y ahora es nombrada secretaria del Trabajo.

Lo mismo parecen querer que suceda con Álvaro Castro Estrada (destituido como subsecretario por difamar al senador Ricardo García Cervantes, y que anteriormente hizo lo mismo con las y los defensores de las familias de Pasta de Conchos), que como burla para los mineros y su familias, se promueve para la subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, detalla el documento.

Pero además, continúa, funcionarios bajo el mando de la Secretaria del Trabajo han solicitado, inapropiadamente, 100 mil pesos “de enganche”, a las 3 familias de los mineros que habían iniciado el trámite de su casa en el Infonavit, mientras la empresa, que indemnizó a algunas familias con 180 mil pesos, pretende ahora, con la anuencia del abogado (el mismo de Grupo México), para las familias que no han firmado, que reciban 350 mil pesos por minero muerto, porque la empresa “es muy pobre y es lo que les corresponde.

“La Organización Familia Pasta de Conchos agradecerles a cada uno y cada una de las personas, organizaciones, medios de comunicación, Senadores y Diputados, que han caminado y acompañan nuestro caminar, especialmente en este difícil año 2011. Su cercanía, su presencia y su cariño son nuestra fortaleza.”

México • Blanca Valadez

http://impreso.milenio.com/node/9082394