• 2011-12-08•Política

Alianza Minera Nacional (AMN) acusó al líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, Napoleón Gómez Urrutia, de presionar a trabajadores del sector maquilador con el fin de afiliar a 12 mil miembros más al gremio y “frenar la caída” en la membresía del sindicato.

Héctor Jiménez Coronado, coordinador de (AMN) aseguró que estas acciones preocupan a distintos sectores como empresas maquiladoras, Canacintra y el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, encabezadas por Sergio Cervantes Rodiles y Luis Aguirre Lang, respectivamente.

Dijo que con ello Gómez Urrutia pretende ampliar su poder a sectores productivos ajenos a la minería y presionar al gobierno para que retire la solicitud de extradición de Vancouver, Canadá, pero principalmente para contar con suficiente quórum para reelegirse como secretario general en mayo de 2012.

Jiménez afirmó que actualmente el sindicato minero cuenta con 23 mil trabajadores, de los cuales 14 mil son disidentes, agrupados en la AMN y aproximadamente 9 mil controlados por Gómez Urrutia.

“En mayo del año próximo, durante la convención general ordinaria del Sindicato Minero Gómez Urrutia pretenderá reelegirse. Sin embargo, de acuerdo a los estatutos del sindicato, requiere la presencia física de dos terceras parte de los sindicalistas, es decir, de 15 mil 200 trabajadores, que actualmente no tiene, por lo cual su intención es afiliar a trabajadores de donde sea”, advirtió.

Mencionó que los industriales saben que Gómez Urrutia utiliza las huelgas como chantaje para que los empresarios cumplan con sus exigencias personales.

México • Mina Santiago

http://impreso.milenio.com/node/9075943