Asturias perderá hasta 536 millones con el ajuste de fondos mineros para infraestructuras

Ene 9, 2012

Cuencas

La región tiene pendientes de repartir 350 millones de euros para 2011 y 2012 y aún sin iniciar proyectos por valor de otros 186, según los datos oficiales del plan del carbón

 

Las obras del soterramiento de las vías de Feve en Langreo, que están prácticamente paralizadas. j. r. silveira

Langreo,

Mario ANTUÑA

Asturias en general, y las Cuencas de forma especial, se juegan inversiones en obras por valor de hasta 536 millones con la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy de «suprimir» los fondos mineros para infraestructuras. La cuenta final dependerá de las pretensiones concretas del Ministerio de Industria: si su decisión afecta sólo a las ayudas para 2012, el recorte será de 175 millones, pero si abarca también a las de 2011 y a los proyectos cuya ejecución no ha comenzado, la cifra final se dispara y se multiplica ampliamente por tres.

Las perspectivas no son halagüeñas. El segundo Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy decidió, en una de sus primeras medidas de ajuste, la «eliminación de la financiación de infraestructuras en compensación del cese de actividad de la minería del carbón». El enunciado es lo suficientemente ambiguo para dejar en el aire su alcance: puede afectar solo al presupuesto de 2012 o, en el extremo contrario, abarcar a todas las obras no iniciadas, como sostienen ya fuentes próximas al Ministerio de Industria. La cuestión aún no tiene respuesta.

La entrevista publicada ayer por LA NUEVA ESPAÑA con el Ministro de Industria, José Manuel Soria, no concreta qué ayudas se perderán. A la pregunta de «¿la supresión de los fondos mineros supondrá que sólo salvará las obras empezadas y no más cosas?», Soria contestó de forma tan abierta como inquietante: «Espero que no. Pero es verdad que las restricciones del gasto afectan a todos los sectores. Lo único que hay como objetivo inequívoco en el mantenimiento del gasto se refiere a las pensiones. Lo ha dejado claro así el presidente Rajoy. Todo lo demás, lógicamente, estará afectado por los ajustes».

Con tanta ambigüedad, cualquier cifra que se baraje puede parecer la cuenta de la lechera, pero servirá como guía para escudriñar el efecto real que el recorte del Plan de la Minería tendrá en las Cuencas y en el resto de la región. El plan suscrito por el Ejecutivo español y los sindicatos determina que cada año, desde 2006 a 2012, se destinarán 175 millones para infraestructuras en Asturias. Esta es la cantidad que se perderá si el ajuste solo afecta a las inversiones previstas para el próximo año.

Nueva suma. El dinero de 2011 aún está por repartir. Ni siquiera se celebró la reunión de la mesa regional de la minería para decidir los proyectos. La última distribución de fondos fue la de 2010 y acabó en bronca entre el Principado, por entonces con Vicente Álvarez Areces como presidente, y las centrales, por la inclusión del tranvía del Nalón (140 millones, incluidos 30 para el soterramiento ferroviario de Langreo). Si la medida del PP afecta también al pasado año, ya estarían paralizadas inversiones por un valor de 350 millones.

Aunque 2011 tiene una variable importante. El Ejecutivo de Rodríguez Zapatero ya introdujo en las inversiones de ese año un recorte importante. Los fondos mineros para infraestructuras pasaban de 175 millones a 100. Por lo que la suma quedaría en 275 millones en las anualidades 2011-2012. Pero como esta reducción no llegó a plasmarse en el reparto de las obras, que ni siquiera se negoció, en la cuenta nominal de este año del Plan de la Minería podrían quedar apuntados los 175 millones inicialmente previstos.

Los efectos se agravarán si el ajuste del Gobierno de Rajoy alcanza, como se comenta en algunos círculos del Ministerio de Industria, y no ha desmentido su titular José Manuel Soria, a todas las obras que no se hayan iniciado todavía y, por supuesto, a las que ni siquiera hayan sido aprobadas. En este caso, la cuenta se dispara. A los 350 millones ya contabilizados de las anualidades 2011 y 2012 habría que sumar todo el montante de los proyectos pendientes: bien por no haber empezado, por estar en tramitación o sencillamente aprobados. Del Plan 2006-2012 están en alguna de esta situación actuaciones por un valor de 186,2 millones. El resultado de la nueva suma da escalofríos: 536 millones quedarían en el aire con los ajustes del Gobierno de Rajoy. A esta cantidad habría que restar las plurianualidades pendientes de las obras en marcha, si se pretende concluirlas en los plazos más o menos previstos. Aunque el Gobierno regional ya está aprobando prorrogas de dos y tres años en los pagos de actuaciones como el soterramiento de Feve en Langreo o la autovía de los túneles de Riaño.

El informe oficial del Ministerio de Industria, con fecha de marzo del pasado año, un documento considerado «la Biblia» del estado de los fondos mineros en España, y que fue desvelado por LA NUEVA ESPAÑA en septiembre, indica que en el Plan de la Minería 2006-2012, están sin iniciar actuaciones por un valor de 186,2 millones. También quedarían pendientes algunos flecos del primer Plan del Carbón 1998-2005, cuya cuantificación es difícil de concretar. En el marasmo que siempre ha envuelto la gestión de las ayudas del carbón, el alcance real del ajuste se podrá determinar cuando el Gobierno desvele qué proyectos se suprimirán.

 

http://www.lne.es/cuencas/2012/01/09/asturias-perdera-536-millones-ajuste-fondos-mineros-infraestructuras/1181242.html