Las autoridades locales admiten que operan de forma ilegal, pero las justifican porque generan empleos

Lunes 02 de enero de 2012 Juan José Arreola/ Corresponsal | El Universalestados@eluniversal.com.mx

QUERÉTARO

A pesar de que en los últimos dos años en el municipio de San Joaquín han fallecido tres personas por accidentes al interior de un par de minas, debido a que laboran sin protección, la autoridad local prefiere esta situación en lugar de cerrarlas y provocar con ello que la gente se quede sin empleo.

El presidente municipal de San Joaquín, Belem Ledesma Ledesma, asegura que los aproximadamente 300 mineros que en ellas trabajan lo hacen sin contrato laboral, sin prestaciones y sin condiciones mínimas de seguridad.

Revela, además, que ninguna de las 30 mineras existentes en el municipio cuenta con los permisos correspondientes; es decir que explotan el mineral fuera de la ley.

“No se cierran (las minas) porque son fuente de empleo para la gente de la región; es decir, para la gente de Pinal, de Peñamiller y de San Joaquín. ¿A qué te orilla la pobreza? Pues te orilla a trabajar en lo que puedas, en lo que hay…”, acepta Ledesma Ledesma.

De acuerdo a registros de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en los municipios de San Joaquín, Peñamiller, Cadereyta y Landa de Matamoros, existían 451 concesiones mineras hasta septiembre de este año.

De todas ellas, ninguna cuenta con permiso legal para trabajar; es decir, operan al margen de la ley además de contaminar el medio ambiente y dañar la salud de los mineros.

Belem Ledesma acepta que se ha permitido que las mineras operen en condiciones de ilegalidad porque generan empleo y recursos a esta región que es muy pobre.

“En el transcurso del año, el precio del Mercurio —que es lo que más producimos aunque hay yacimientos de Plata, Cobre y Zinc— se elevó hasta llegar a los 600 pesos el kilogramo. Esto hace que los mineros se arriesguen a meterse a estas minas”, puntualiza el alcalde.

Pese a esta situación, Ledesma Ledesma defiende esta actividad productiva y dice que de ser bien llevada, la minería resulta una alternativa para los municipios serranos, para que tengan ingresos y puedan mantener sus familias con dignidad.

“Sin embargo, hay que trabajar para disminuir los riesgos, para que sea la minería una fuente de empleo más segura”, afirma.

Ilegales y contaminantes

De acuerdo a la delegación en Querétaro de la Semarnat, si bien la minería representa una oportunidad para la creación de empleos en la zona serrana, conlleva retos ambientales importantes.

“La extracción y procesamiento de este mineral requiere de una estricta supervisión y medidas de seguridad específicas, sin las cuales puede provocar un impacto ambiental importante, pero sobre todo serios problemas de salud en las personas que se dedican a esta actividad ya que en la obtención del mercurio a partir del cinabrio, mediante calor, se generan gases altamente tóxicos”.

La exposición al mercurio —según la dependencia federal— puede afectar al sistema nervioso central.

“Sus síntomas pueden ser perturbaciones emocionales, inflamaciones en boca y encías, fatiga generalizada, pérdida de memoria, dolores de cabeza, temblores, anorexia y pérdida de peso”, puntualiza en un informe que sobre el sector fue elaborado por la dependencia.

Por lo mismo, el riesgo de una intoxicación aumenta si se está expuesto repetitiva y prolongadamente a sus vapores, como suele ocurrir con las prácticas extractivas ilegales del cinabrio, “por lo que resulta de vital importancia la regulación de esta actividad en el estado”.

Los primeros pasos

El alcalde de San Joaquín dice que a pesar de todo, ya se está trabajando con el gobierno federal y con el estatal para poderles dar la legalidad correspondiente a las mineras.

Y aun cuando reconoce las malas condiciones en las que se laboran en ellas, da su respaldo a los concesionarios de las minas.

“Generalmente los patrones están haciendo un esfuerzo por salir adelante; es como una empresa o un pequeño negocio que no inicia en las condiciones adecuadas, aunque hay buena voluntad para hacer las cosas”, puntualiza.

Como ejemplo, cita el caso reciente del minero que se accidentó; el municipio sirvió de intermediario entre la familia de éste y los patrones, resultando en “una buena indemnización de 110 mil pesos que recibió la familia del fallecido. Hay buena voluntad de ambas partes”, dice. Por lo pronto, el pasado miércoles 14 de diciembre se realizó la asamblea constitutiva de la Asociación de Minas del Estado de Querétaro, como primer paso para avanzar en su regularización. Ya agrupados legalmente, lo siguiente será tramitar conjuntamente los permisos de cambio de uso de suelo y del manejo de explosivos.

Independientemente de que se logre la regularización de las concesiones mineras, el alcalde Belem Ledesma, considera que el mayor riesgo que hay en las minas “es que llevaban muchos años abandonadas y al momento en que las personas se meten, provocan vibraciones al interior y con ello derrumbes y accidentes”.

Promueve gobierno la minería

El secretario de Desarrollo Sustentable estatal, Tonatiuh Salinas Muñoz, confirma que al inicio de 2012, el gobierno local presentará un Plan Minero para que se regularicen y se exploten las concesiones mineras sin causar daños ambientales y con la seguridad requerida.

El funcionario explica que una vez conjuntados los mineros y contándose con un plan específico de seguridad y de protección ambiental, ahora se buscará su explotación.

“Lo que estamos planteando es determinar qué concesiones mineras tienen mayor probabilidad de ser comerciales y que sean exitosas; es en lo que estamos trabajando para ver si orientamos esfuerzos para la explotación de aluminio, para la explotación de la varita”, expliaca.

El secretario de Desarrollo Sustentable estatal comenta que los precios de varios minerales se incrementaron, lo que hace viable financieramente el proyecto de explotar más concesiones mineras en Querétaro para la extracción y comercialización de aluminio, varita, carbón, mercurio y plata.

 

http://www.eluniversal.com.mx/estados/83769.html