Miércoles | 18-01-2012 | 11:33

Como referente del Pueblo Mapuche de la zona andina, elegido en FvtaTrawun como consejero para representarlos en el Consejo de Desarrollo de las Comunidades Indígenas, quiero dejar claramente sentado la posición con respecto a la derogación de la ley 3891que prohibía el uso de cianuro en las actividades mineras.

Expresamos el rechazo rotundo y la total resistencia hacia la ley que permite la minería de cianuro en la provincia de Rio Negro, hipotecando el futuro de todos los rionegrinos pero por sobre todo del Pueblo Mapuche.

Podemos decir que resultan banas las escusas proclamadas por el ejecutivo provincial, han sido de una pobreza intelectual superior, queriendo ocultar tras el manto de la ceniza volcánica los verdaderos intereses a los que responden, estos intereses son de las multinacionales que se enriquecerán desmesuradamente dejando atrás una tierra arrasada, contaminada y seca, totalmente devastada.

Desde la Cosmovisión de nuestro pueblo la tierra y el agua no son objetos para el uso indiscriminado del hombre, si no esas montañas, mallines, menukos y vertientes son seres vivos, llenos de energía que respetamos y ellos nos fortalecen,  son parte fundamental de nuestra relación integral con la naturaleza,y esto nos lleva a la defensa irrestricta e inclaudicable de ella.

Pensamos que lo que esta sucediendo en esta provincia esta más cerca de la década menemista que del respeto de los derechos sociales.

Si miramos a otros lugares del mundo el parlamento europeo dice “La posibilidad de que ocurra un accidente (en minería a gran escala con uso de cianuro) en sólo cuestión de tiempo.” “no crea empleo real ni duradero, es una industria insegura” “la salud humana como el ambiente corren peligro” ”pone en riesgo las fuentes de agua y la biodiversidad”.

La minería a cielo abierto con cianuro

·         Extrae un recurso que es no renovable (como toda industria extractiva).

·         No produce el desarrollo local que suele publicitarse (incluso, al requerir sobre todo mano de obra especializada, produce poco trabajo local).

·         Aunque las críticas suelen apuntar al uso de cianuro, el consumo de agua en grandes cantidades y su contaminación afectara grandes porciones de territorio directa e indirectamente.

Le decimos al sr. gobernador que venga a consultarnos, tenemos y le hemos presentado a esta gestión  lo que creemos es un proyecto de desarrollo bien intencionado, porque en si esto es lo que falta BUENAS INTENCIONES, que se cree una política de desarrollo verdadera para toda la región que va del rio negro al paralelo 42, que genere mano de obra, desarrollo sustentable, seguridad alimentaria, una vida digna, pero sobre todo que las familias puedan desarrollarse en su territorio, su espacio, de la forma que quieran y no ser echadas a un futuro incierto.

Preguntamos:

¿Por qué no se respetan los derechos plasmados en la ley 24.071,  tiene rango constitucional y es ratificatoria del convenio 169 de la OIT? Dice que los pueblos originarios tienen derecho a la Consulta Libre Previa e Informadas y el estado asegurar la integridad de los pueblos originarios.

¿Por qué no se respeta la ley provincial 2.287 que dice que los representantes de las comunidades tienen derecho a participar en las decisiones que atañe a sus territorios?

 

Estamos “totalmente” en contra de esta arbitrariedad de permitir el uso del cianuro y las facultades que crea la nueva legislación.

Pedimos la derogación inmediata y sin condicionamientos de esta nueva legislación.

Esta ley pone en peligro la paz e integridad del Pueblo Mapuche y el territorio que habita.

“DECIMOS NO A EL CIANURO” “DECIMOS NO A LA MINERIA”

¡¡¡¡Si al AGUA!!!! ¡¡¡¡SI A LA VIDA!!!!

Defenderemos nuestros derechos ancestrales y actuales como así también los territorios que habitamos.

El estado tiene la obligación de Respetar al Pueblo Mapuche y defender su integridad física y territorial.

*Diego Pereyra “Cotaro”

Consejero Mapuche

Consejo de Desarrollo de las Comunidades Indígenas (Co.De.C.I.)

http://www.adnrionegro.com.ar/index.php/es/lectores/4917-rechazo-a-la-mineria-contaminante