La Paz
El Sudcaliforniano
22 de febrero de 2012


La Paz, Baja California Sur.- El secretario de Salud, Santiago Alan Cervantes Aldama, advirtió sobre los riesgos en la salud de la población a consecuencia de la explotación de metales preciosos a cielo abierto, debido a la utilización de agentes tóxicos como el cianuro y plomo que son utilizados mediante explosiones para provocar la concentración de oro y plata.

Expuso que en la zona de El Triunfo y San Antonio, que en el pasado fueron emporios mineros, aún se mantienen altos niveles de contaminación por cianuro que afectan la tierra volviéndola estéril y envenenan los mantos acuíferos al filtrarse al paso de los años, provocando graves daños a la salud de los residentes.

Por lo anterior se pronunció en contra de una minería a cielo abierto, «porque no solo es el daño que ocasionan en decenas de hectáreas de tierra donde mediante explosiones cargadas de cianuro y plomo generan cráteres con un radio inmenso y profundidad de cuatrocientos a quinientos metros».

Santiago Cervantes Aldama, secretario de Salud, destacó que el Gobierno del Estado está comprometido y empeñado en brindar todo tipo de facilidades a la inversión privada, que con respeto al medio ambiente y sobre todo a la salud de los sudcalifornianos tenga interés de concurrir para sumarse al progreso de la entidad, pero siempre se estará en contra de aquellos proyectos que pongan en riesgo la salud de la población, como es el caso de la minería a cielo abierto.

Citó que adicional al daño en la tierra que se vuelve improductiva por la invasión de componentes tóxicos, se tendría una enorme contaminación en la atmosfera, ya que estudios realizados a nivel mundial detallan de manera puntual que partículas de estos agentes tóxicos pueden llegar hasta los ciento sesenta kilómetros de distancia de la explosión provocando con ello contaminación sistemática y con ello daños a la salud.

Estos agentes tóxicos que estarían viajando provocan a corto plazo contaminación en la tierra y mantos freáticos, por lo que el entorno estaría en riesgo, por tal motivo, sostuvo, la Secretaría de Salud se mantendrá atenta al desarrollo de este proyecto que sin duda implica un serio riesgo a la población sudcaliforniana, donde la presencia de enfermos de cáncer ya es preocupante.