Hugo Rentería/ Pulso

Concluye ritual de la etnia Wirrárika con fuertes reproches a los gobiernos federal y estatal por la falta de cumplimiento a los compromisos de preservación de esta importante reserva natural

2012/2/8/82224-330×330

Después de un ritual que duró más de doce horas, indígenas de la etnia Wirrárika de Nayarit, Jalisco, Durango y San Luis Potosí concluyeron su ceremonia de invocación a la lluvia y al llamado a sus dioses para proteger el Sitio Sagrado Natural de Wirikuta, el cual consideran como centro de su universo.

En la cima del Cerro del Quemado, en un hecho inédito, los wixárikas permitieron el acceso de más de doscientas personas entre turistas y medios de información. Al encuentro acudieron más de 15 comunidades de los estados mencionados.

Con la entrada de la noche del lunes 6 de febrero, los grupos indígenas llegaban al Cerro del Quemado para ascender a su cúspide. Durante toda la noche la música de los instrumentos de cuerdas y el canto de los marakame, se impuso ante el silencio de esta zona desértica que pertenece al Desierto Chihuahuense.

En el centro del lugar, dos círculos con marakames sentados alrededor de la fogata, fue el inició para que los ancianos iniciaran un viaje introspectivo para descifrar todos los mensajes oníricos que les envían los dioses como resultado del consumo del abuelo fuego y de peyote.

El baile y el canto estuvieron presentes toda la noche, el amanecer fue recibido con grandes honores. En el Cerro del Quemado se rinde culto al sol y es el último punto de su peregrinación desde su salida en Nayarit.

Al finalizar la ceremonia donde los wixárikas se reúnen momentáneamente con sus dioses, la voz del marakame, en su lengua materna, anuncia el mensaje de los dioses para esta comunidad indígena.

El asistente es quien traduce el discurso del marakame mayor, Eusebio de la Cruz González. Su encuentro con el abuelo fuego le indicó llevar el mensaje de unidad y fuerza entre todos los wixaritari.

Antes de retirarse todos los asistentes, los huicholes responsabilizaron al gobierno mexicano de autorizar más de 20 concesiones mineras a dos empresas canadienses.
“Wirikuta es el lugar donde vive nuestro maestro, el abuelo fuego, el peyote. Es además el centro del universo huichol”, dijo Santos de la Cruz Carrillo, indígena miembro del Frente de Defensa Wirikuta.

Los wixaritari demandaron a Felipe Calderón cumplir con los acuerdos pactados en 2008 donde se estableció un compromiso para preservar su cultura. “Si desaparece, desaparece nuestra forma de vida”, agregó Santos de la Cruz.

Maximiliano Muñoz, presentó el informe de esta reunión, donde informó que entre las acciones de este grupo indígena está demandar al gobierno federal por autorizar más de veinte concesiones mineras en el Sitio Sagrado y Reserva Natural.

Delegaron responsabilidad al Gobierno del Estado por la falta de cuidado de esta área protegida por las leyes locales. “La Minería no es la única amenaza, la ganadería y la agricultura también ponen en peligro nuestra zona sagrada”, agregó Muñoz.

Para este año la campaña de apoyo en pro de Wirikuta seguirá presente en los foros culturales más importantes del país, debido al apoyo de artistas como Roco, ex vocalista de Maldita Vecindad, Rubén Albarrán vocalista de Café Tacvba, y la actriz y activista social Ofelia Medina, quienes participaron en la reunión.

Los Wixáricas aseguraron que buscarán el apoyo de universidades como la Nacional Autónoma de México (UNAM) para generar proyectos sustentables en el área protegida. “No nos oponemos al empleo, simplemente queremos que la actividades que se realicen en el sitio sagrado no modifiquen su paisaje”; concluyó Santos de la Cruz.
http://www.pulsoslp.com.mx/Noticias.aspx?Nota=82224

Hugo Rentería/ Pulso

Concluye ritual de la etnia Wirrárika con fuertes reproches a los gobiernos federal y estatal por la falta de cumplimiento a los compromisos de preservación de esta importante reserva natural

2012/2/8/82224-330×330

Después de un ritual que duró más de doce horas, indígenas de la etnia Wirrárika de Nayarit, Jalisco, Durango y San Luis Potosí concluyeron su ceremonia de invocación a la lluvia y al llamado a sus dioses para proteger el Sitio Sagrado Natural de Wirikuta, el cual consideran como centro de su universo.

En la cima del Cerro del Quemado, en un hecho inédito, los wixárikas permitieron el acceso de más de doscientas personas entre turistas y medios de información. Al encuentro acudieron más de 15 comunidades de los estados mencionados.

Con la entrada de la noche del lunes 6 de febrero, los grupos indígenas llegaban al Cerro del Quemado para ascender a su cúspide. Durante toda la noche la música de los instrumentos de cuerdas y el canto de los marakame, se impuso ante el silencio de esta zona desértica que pertenece al Desierto Chihuahuense.

En el centro del lugar, dos círculos con marakames sentados alrededor de la fogata, fue el inició para que los ancianos iniciaran un viaje introspectivo para descifrar todos los mensajes oníricos que les envían los dioses como resultado del consumo del abuelo fuego y de peyote.

El baile y el canto estuvieron presentes toda la noche, el amanecer fue recibido con grandes honores. En el Cerro del Quemado se rinde culto al sol y es el último punto de su peregrinación desde su salida en Nayarit.

Al finalizar la ceremonia donde los wixárikas se reúnen momentáneamente con sus dioses, la voz del marakame, en su lengua materna, anuncia el mensaje de los dioses para esta comunidad indígena.

El asistente es quien traduce el discurso del marakame mayor, Eusebio de la Cruz González. Su encuentro con el abuelo fuego le indicó llevar el mensaje de unidad y fuerza entre todos los wixaritari.

Antes de retirarse todos los asistentes, los huicholes responsabilizaron al gobierno mexicano de autorizar más de 20 concesiones mineras a dos empresas canadienses.
“Wirikuta es el lugar donde vive nuestro maestro, el abuelo fuego, el peyote. Es además el centro del universo huichol”, dijo Santos de la Cruz Carrillo, indígena miembro del Frente de Defensa Wirikuta.

Los wixaritari demandaron a Felipe Calderón cumplir con los acuerdos pactados en 2008 donde se estableció un compromiso para preservar su cultura. “Si desaparece, desaparece nuestra forma de vida”, agregó Santos de la Cruz.

Maximiliano Muñoz, presentó el informe de esta reunión, donde informó que entre las acciones de este grupo indígena está demandar al gobierno federal por autorizar más de veinte concesiones mineras en el Sitio Sagrado y Reserva Natural.

Delegaron responsabilidad al Gobierno del Estado por la falta de cuidado de esta área protegida por las leyes locales. “La Minería no es la única amenaza, la ganadería y la agricultura también ponen en peligro nuestra zona sagrada”, agregó Muñoz.

Para este año la campaña de apoyo en pro de Wirikuta seguirá presente en los foros culturales más importantes del país, debido al apoyo de artistas como Roco, ex vocalista de Maldita Vecindad, Rubén Albarrán vocalista de Café Tacvba, y la actriz y activista social Ofelia Medina, quienes participaron en la reunión.

Los Wixáricas aseguraron que buscarán el apoyo de universidades como la Nacional Autónoma de México (UNAM) para generar proyectos sustentables en el área protegida. “No nos oponemos al empleo, simplemente queremos que la actividades que se realicen en el sitio sagrado no modifiquen su paisaje”; concluyó Santos de la Cruz.
http://www.pulsoslp.com.mx/Noticias.aspx?Nota=82224