El día 22, consulta sobre proyecto minero de Goldgroup en Veracruz

Andrés Timoteo Morales

Corresponsal

Periódico La Jornada

Lunes 13 de febrero de 2012, p. 36

Jalapa, Ver., 12 de febrero. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) realizará el 22 de febrero el primer foro público de consulta sobre el proyecto minero Caballo Blanco, en los municipios de Alto Lucero y Actopan, donde la trasnacional canadiense Goldgroup pretende extraer oro, plata y cobre de una mina a cielo abierto.
Manuel Molina Martínez, delegado estatal de la Semarnat, aseguró que no hay sesgo en la consulta y que no se ha autorizado la manifestación de impacto ambiental (MIA) presentada por la empresa Minera Cardel, filial de Goldgroup.

Agregó que se pretende realizar el foro en el Instituto Nacional de Ecología (Inecol), en Jalapa, o en la cabecera municipal de Actopan, donde se pretende poner en marcha el proyecto este año.

Al foro están convocadas las autoridades ambientales, representantes de la minera, investigadores, académicos, organizaciones civiles, así como habitantes de ambos municipios y ciudadanos en general.

Molina Martínez negó que se hubiera autorizado la operación de la mina a cielo abierto y recordó que la MIA todavía no está avalada por la Semarnat. El documento ingresó a la dependencia en diciembre pasado y el plazo para dictaminarlo es de 120 días hábiles, aunque puede ampliarse para realizar un análisis minucioso del documento técnico.

Organizaciones integrantes de la La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida) iniciaron este fin de semana jornadas de información pública denominadas La mina o la vida, dirigidas a pobladores de Actopan, Alto Lucero, Jalapa, Veracruz y otros municipios, para rechazar la operación de la mina Caballo Blanco.
Aseguraron que el proyecto minero es un atentado al entorno ecológico y a la seguridad nacional, por su cercanía a la planta nucleoeléctrica Laguna Verde. El primer foro informativo se realizó el sábado pasado en el Ágora de la Ciudad, en Jalapa, con el lema Pacto por un Veracruz libre de minería tóxica. En él se presentaron testimonios de pobladores de otras regiones del país donde operan minas a cielo abierto, la mayoría propiedad de empresas ligadas a trasnacionales canadienses.

Señalaron que con base en esas experiencias, se concluyó que el proyecto Caballo Blanco es una industria de alto riesgo en la cual se pretende usar más de 15 toneladas diarias de explosivos a sólo 2.5 kilómetros de la central nucleoeléctrica de Laguna Verde; además, el material removido liberará al aire y el agua metales pesados como arsénico. Asimismo la compañía minera usará entre tres y cinco millones de litros de agua al día, además de más de cuatro toneladas diarias de cianuro.

A lo anterior se agrega que la tala y la alteración de la vegetación afectará el río Rapaces, zona adonde emigran en otoño unos cinco millones de aves de al menos 23 especies, así como mariposas y libélulas, señaló Emilio Rodríguez Almazán, representante de Lavida.

Según Rodríguez Almazán, los impuestos que Minera Cardel pagará no serán suficientes para compensar el daño ecológico y el riesgo para la seguridad nacional que representa la extracción a cielo abierto de metales que para su decantación requieren procesos altamente tóxicos.

http://www.jornada.unam.mx/2012/02/13/estados/036n2est

El día 22, consulta sobre proyecto minero de Goldgroup en Veracruz

Andrés Timoteo Morales

Corresponsal

Periódico La Jornada

Lunes 13 de febrero de 2012, p. 36

Jalapa, Ver., 12 de febrero. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) realizará el 22 de febrero el primer foro público de consulta sobre el proyecto minero Caballo Blanco, en los municipios de Alto Lucero y Actopan, donde la trasnacional canadiense Goldgroup pretende extraer oro, plata y cobre de una mina a cielo abierto.
Manuel Molina Martínez, delegado estatal de la Semarnat, aseguró que no hay sesgo en la consulta y que no se ha autorizado la manifestación de impacto ambiental (MIA) presentada por la empresa Minera Cardel, filial de Goldgroup.

Agregó que se pretende realizar el foro en el Instituto Nacional de Ecología (Inecol), en Jalapa, o en la cabecera municipal de Actopan, donde se pretende poner en marcha el proyecto este año.

Al foro están convocadas las autoridades ambientales, representantes de la minera, investigadores, académicos, organizaciones civiles, así como habitantes de ambos municipios y ciudadanos en general.

Molina Martínez negó que se hubiera autorizado la operación de la mina a cielo abierto y recordó que la MIA todavía no está avalada por la Semarnat. El documento ingresó a la dependencia en diciembre pasado y el plazo para dictaminarlo es de 120 días hábiles, aunque puede ampliarse para realizar un análisis minucioso del documento técnico.

Organizaciones integrantes de la La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida) iniciaron este fin de semana jornadas de información pública denominadas La mina o la vida, dirigidas a pobladores de Actopan, Alto Lucero, Jalapa, Veracruz y otros municipios, para rechazar la operación de la mina Caballo Blanco.
Aseguraron que el proyecto minero es un atentado al entorno ecológico y a la seguridad nacional, por su cercanía a la planta nucleoeléctrica Laguna Verde. El primer foro informativo se realizó el sábado pasado en el Ágora de la Ciudad, en Jalapa, con el lema Pacto por un Veracruz libre de minería tóxica. En él se presentaron testimonios de pobladores de otras regiones del país donde operan minas a cielo abierto, la mayoría propiedad de empresas ligadas a trasnacionales canadienses.

Señalaron que con base en esas experiencias, se concluyó que el proyecto Caballo Blanco es una industria de alto riesgo en la cual se pretende usar más de 15 toneladas diarias de explosivos a sólo 2.5 kilómetros de la central nucleoeléctrica de Laguna Verde; además, el material removido liberará al aire y el agua metales pesados como arsénico. Asimismo la compañía minera usará entre tres y cinco millones de litros de agua al día, además de más de cuatro toneladas diarias de cianuro.

A lo anterior se agrega que la tala y la alteración de la vegetación afectará el río Rapaces, zona adonde emigran en otoño unos cinco millones de aves de al menos 23 especies, así como mariposas y libélulas, señaló Emilio Rodríguez Almazán, representante de Lavida.

Según Rodríguez Almazán, los impuestos que Minera Cardel pagará no serán suficientes para compensar el daño ecológico y el riesgo para la seguridad nacional que representa la extracción a cielo abierto de metales que para su decantación requieren procesos altamente tóxicos.

http://www.jornada.unam.mx/2012/02/13/estados/036n2est