Por: AEE/ MÉXICO, DF.

A seis años del derrumbe que le quitó la vida a 65 trabajadores en la mina Pasta de Conchos, los gobiernos estatal y federal le siguen quedando a deber a las familias y la sociedad apuntó Jesús Peña, representante adjunto de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas.

«Esto no hace sino incrementar el enojo la desesperanza y la incertidumbre de las esposas, hijas, nietas amigos de los fallecidos y heridos y en general de una sociedad que busca tener explicaciones(…), lo único que quieren los familiares es tener acceso a sus seres queridos en un lugar donde se les pueda depositar una flor, hacer una oración transmitir un deseo», aseguró.

Explico que a pesar de que la mina se ha cerrado y de que se han dado apoyos a las familias lo que prevalece es la pasividad de las autoridades. Dijo que «El rescate de los mineros requiere de una acción urgente de las autoridades estatales y federales, desde entonces, ni en éste ni en ninguno otro de los accidentes ha habido una adecuada diligencia tanto de las empresas como por parte de las autoridades».

Durante la presentación del Sexto informe Pasta de Conchos, SigloXXI: el martirio en las minas de carbón, elaborado por el Centro de Reflexión y Acción Laboral, el funcionario de la ONU insistió en que en México existe un desface entre la realidad que vive al minería de carbón en México y las normas vigentes.

«Existe un incumplimiento de las normas internacionales que garantizan muchos derechos laborales, la prohibición del empleo de niños, la necesidad de que existan eficientes inspecciones laborales sobre las minas, entre otras», dijo Jesús Peña y apuntó que no existe una normativa mexicana que finque los lineamientos básicos de seguridad e higiene orientados a proteger a los trabajadores de la pequeña minería de carbón, es decir de los llamados pocitos.

La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, en voz de Peña, exhortó al Gobierno mexicano «para que ponga fin a la impunidad y garantice el derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación a las víctimas de Pasta de Conchos y de todas las otras víctimas que ha habido en la minería mexicana».

DENUNCIAN OLVIDO Los mineros y familiares de los fallecidos en Pasta de Conchos insisten en que la ayuda ofrecida por el Gobierno no ha sido suficiente. La organización de Familia Pasta de Conchos asegura que las dos administraciones panistas poco han hecho por resarcir el daño causado por el siniestro y por castigar a los culpables.

María Trinidad Cantú, dirigente de estas organización aseguró «no tenemos gobierno que de verdad defiendan la vida, no hay gobiernos que verdaderamente se comprometan con todo el pueblo…nosotros quisiéramos que verdaderamente hubiera un gobierno que hiciera por toda esta gente, Calderón no ha contestado y con puro dinero quiere mejorar o comprar el dolor de todas las familias».

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/709831.pide-onu-resolver-caso-de-mina.html