Corte Interamericana de los Derechos Humanos. Foto Cortesía
Organización Editorial Mexicana
18 de febrero de 2012

Carlos Lara Moreno/El Sol de México

Ciudad de México.- Los familiares de los 65 trabajadores mineros que fallecieron en la explosión de la mina carbonífera de Pasta de Conchos en Sabinas, Coahuila, demandan justicia a seis años de distancia. Exigen que este hecho no quede impune y se explique porque no se rescataron los cuerpos los hombres.

La Organización Familia Pasta de Conchos llamó a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) a que admita el caso de la explosión, misma que fue presentada desde hace dos años, con el objetivo de que se empieza un litigio en contra del Estado mexicano.

Asimismo, pidieron a los senadores de la República, realizar un inmediato análisis de lo que sucedió y se cree la Comisión Nacional Reguladora de la Industria del Carbón y los invitaron a ratificar los convenios 176 y 152 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En una reunión con los medios de comunicación, los familiares de los mineros muertos también convocaron a los panistas a que no favorezcan la llegada al Senado de Francisco Salazar Sáenz y de Javier Lozano Alarcón, ex secretarios del trabajo implicados en la impunidad prevaleciente en el caso de la Mina de Pasta de Conchos, «porque carecen de estatura moral para ocupar un escaño».

María Trinidad Cantú, madre de uno de los trabajadores fallecidos en Pasta de Conchos, lamentó que en los dos sexenios panistas no haya habido justicia para los deudos y llamó al presidente Felipe Calderón a cambiar esa situación, «aunque sea» en las postrimerías de su sexenio.
Derechos Reservados Organización Edit
http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n2434114.htm