El senador de la entidad, Francisco Javier Obregón Espinoza, presentó un punto de acuerdo para pedir a la Semarnat considerar las observaciones de la ciudadanía sobre el impacto del proyecto

CLAUDIA ALTAMIRANO

febrero 29, 2012 1:05 am

Los posibles daños al medio ambiente y a la salud que causaría la operación del proyecto “Mina San Antonio” de Minera La Pitalla, cerca del municipio de La Paz, en Baja California Sur, provocó la inconformidad de las comunidades cercanas, organizaciones civiles y la comunidad médica. El caso llegó al Senado de la República, en donde un punto de acuerdo recoge los argumentos en contra del proyecto y pide a la Semarnat tomar en cuenta las observaciones.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) continúa la evaluación de impacto ambiental del proyecto, por lo que recibirá comentarios y observaciones hasta el 6 de marzo. Esto, luego de que el pasado 15 de febrero se realizó la consulta a la ciudadanía del proyecto minero.

Tal como lo consigna el punto de acuerdo presentado por el senador sudcaliforniano, Francisco Javier Obregón Espinoza, las organizaciones civiles denunciaron que la minera La Pitalla ocultó información sobre el proyecto en su Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

De acuerdo con los argumentos presentados, el proyecto ‘Mina San Antonio’, propiedad de la empresa canadiense Argonaut Gold, requeriría para su operación 75 mil metros cúbicos de agua diarios, cuyo origen, uso y manejo no están especificados en la declaración de impacto ambiental presentada ante Semarnat.

En el municipio de La Paz, donde pretende ubicarse la mina, todos los acuíferos han rebasado su capacidad, con una sobreexplotación de hasta seis millones de metros cuadrados, indica el punto de acuerdo presentado al Senado.

Entre otros puntos, el documento denuncia que la Manifestación de Impacto Ambiental de la minera La Pitalla no demuestra que el acuífero no se verá afectado al presentar poca información sobre el tratamiento de aguas residuales; carece de un mecanismo que asegure el cumplimiento de las medidas de mitigación a largo plazo ni menciona las medidas de preservación del hábitat.

“Bajo esta condición, consideramos que hasta no tener respuesta a las dudas y falta de información, no se apruebe la Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto minero ´San Antonio´ (…) Reservamos el presentar nuestra recomendación y opinión final”, declararon las organizaciones civiles en el punto de acuerdo presentado al Senado. Entres estas se encuentran Medio Ambiente y Sociedad, Niparajá, Cemda e inve
El senador Obregón Espinoza exhortó a la Semarnat, a través del documento, a que tome en cuenta las observaciones ciudadanas y, en su momento, niegue la autorización en materia de impacto ambiental al proyecto minero.

La compañía minera canadiense Argonaut Gold tiene tres proyectos de explotación mineral en México para este mismo año: el primero en el estado de Durango, llamado ‘El Castillo’; otro más en Sonora, llamado ‘La Colorada’ y ‘San Antonio’, en Baja California Sur, de acuerdo con el sitio web de la compañía.

Los datos

El proyecto consiste en la explotación de una mina de oro a cielo abierto en un predio de 756 hectáreas, ubicado en la cuenca de Los Planes, a 40 kilómetros de la ciudad de La Paz.

En 2007 se iniciaron los trabajos de exploración en la zona, en la que se detectaron 1.6 millones de onzas de oro contenida en 38 millones de toneladas de roca. En 2011 se realizaron labores de caracterización de sitios para entender el entorno, por lo que el 15 de diciembre presentaron ante las autoridades ambientales la Manifestación de Impacto Ambiental.

La Pitalla obtuvo 15 concesiones del gobierno federal con una superficie de 46 mil 328 hectáreas con vigencia de 50 años para la extracción de oro a cielo abierto en el municipio de La Paz, pero el proyecto San Antonio se limita a 756 hectáreas.

Según las organizaciones ambientalistas, de aprobarse este proyecto se abriría la puerta para que en el futuro pudieran ser explotados otros predios dentro de las mismas concesiones, todo a cambio del pago de cinco pesos por hectárea y la destrucción del entorno.

http://www.24-horas.mx/temen-cancer-por-mineria-en-la-pitalla/