Publicado por: Juan Carlos Machorro

27 mayo 2012

En comunicado de prensa, Lilia Granillo Vázquez, investigadora y titular responsable del Cuerpo Académico Género Lenguajes y Desarrollo Humano Sustentable de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), dijo que la decisión de la empresa canadiense First Majestic de regresar al gobierno mexicano las 22 concesiones mineras sobre el territorio del pueblo Huichol, Wirikuta debe aplaudirse.

Pero, a pesar de ello, “el pueblo y las comunidades aledañas deben seguir cuidando esas regiones y promoviendo el desarrollo sustentable”, y recordó que faltan por atender otros reclamos sociales, como los de Cerro de San Pedro, en San Luis Potosí, o los Filos en Guerrero, y tantos otros sitios mineros. “La opinión pública y el derecho a la consulta ostentaron su poder de cambio en el caso de Wirrarika”.

Granillo Vázquez informó que la UAM será la sede del Instituto de Minería Socialmente Responsable y generará además de un grupo de trabajo, un cuerpo de conocimiento disponible para todos los interesados y vinculados con la minería.

Explicó que por primera vez en el mundo hay una oposición generalizada al conflicto multifactorial que representa la industria extractiva. Por ello se propone un foro permanente que aborde los problemas de la minería en México, que logre incidir en un cambio y renovación de la cultura minera y la dignificación del trabajo en la industria extractiva.

Advirtió que se han perdido el sentido y el valor de la extracción de minerales; y que la minería es necesaria en diversos campos como el médico, el industrial y de la construcción, las empresas han perdido el sentido del valor del trabajo, la dignidad humana y la justicia social.

En este contexto la Red México-Canadá para la Minería Responsable une sus esfuerzos para inducir al cambio y acompañar procesos de las mineras hasta que integren prácticas socialmente responsables y medibles, así como que desarrollen una influencia sana y sustentable. Esa Red recibe quejas de las comunidades y las comunica y acompaña desde México hasta los corporativos canadienses. Desde la UAM se convoca a la UNAM, el IPN, universidades de Guanajuato y de Sonora entre otras, para generar una alianza y enfoque multidisciplinario en busca de diálogos interculturales que propongan un desarrollo sustentable en esta industria.

Apuntó que como sede del Instituto de Minería Socialmente Responsable, se generará una red de colaboración y un espacio de intercambio de información y conocimiento interdisciplinario, multicultural disponible para todos los interesados y vinculados con la minería. La UAM cuenta con numerosos expertos, como los doctores Ignacio González y Gretchen Lapidus, de la Unidad Iztapalapa, y muchos otros más en áreas de derechos humanos, como Carlos Durand, o economía, como Celso Garrido y Juan Carlos Altamirano.

La investigadora, experta mexicana que representó a la UAM en el grupo de trabajo internacional que desarrolló la norma ISO 26000 Responsabilidad Social, ha participado en diálogos y talleres mineros, invitada por la Universidad Simon Fraser de Vancouver, la OEA, el Centro Jurídico para los Derechos Humanos y la Cámara Minera, CAMIMEX, y anunció que la UAM seguirá participando en los diálogos de la Iniciativa por una Minería responsable, de la Universidad Simon Fraser en Vancouver, y que se crearán espacios de intercambio en México para que vengan mineros de todo el mundo. Se prevé realizar un primer diálogo presencial en Guanajuato en noviembre de este año.

 

http://www.miambiente.com.mx/?p=15078