Son quienes conviven con más de 1700 trabajadores, en el campamento ubicado a 280 kilómetros de la ciudad de Malargüe. Cumplen el mismo régimen de trabajo que los hombres, de acuerdo a las áreas en que se encuentren.

En la actualidad, unos 1800 trabajadores cumplen sus tareas en la construcción del proyecto Potasio Río Colorado y entre las cuales hay unas 60 mujeres.

Las profesionales y trabajadoras cumplen tareas variadas: hay ingenieras en medio ambiente, en tareas de salud y seguridad, y en las áreas de control de seguridad.

Todas cumplen el mismo régimen de trabajo que los varones, de acuerdo con las áreas en las que estén y las que se encuentran en el sector de la obra civil, cumplen un régimen de 21 días de trabajo por siete de descanso.

Una de las más jóvenes del campamento es Cecilia Rincón, una licenciada en Comunicación Social de 27 años, soltera, que hace seis meses mandó un currículum y resultó seleccionada para ser analista y encargarse de la comunicación interna entre los trabajadores del yacimiento.

Durante la visita que hizo el medio mendocino a la mina días atrás, Cecilia contó que se adaptó muy bien al trabajo. “En palabras de los hombres, el hecho de que haya mujeres en la obra hace que el ambiente sea menos hostil. El clima laboral es muy bueno”, contó la joven, entusiasmada.

Ella trabaja cinco días por dos de descanso y cuando termina la jornada de 12 horas, aprovecha para ir al gimnasio que tiene el campamento para permitir el esparcimiento.

Fuente: Diario Uno

(20120520000601) |

 

http://www.elperiodicoderincon.com.ar/ver_noticia.php?id=20120520000601