19/Junio/2012/21:29:38
Un 25 por ciento del territorio del estado de Puebla ha sido concesionado a las empresas mineras, tanto nacionales como extranjeras, a partir del gobierno de Vicente Fox Quezada, a través de 271 títulos que permiten la explotación de 817 mil 148 hectáreas,según la Dirección General de Minas de la Secretaría de Economía del gobierno federal.
Por: LETICIA ÁNIMAS VARGAS

 

Al incrementarse las actividades de extracción de minerales, al amparo de la Ley de Minas expedida en 1992 por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, una cuarta parte del total del territorio poblano que abarca 3 millones 430 mil 600 hectáreas, fue entregado por 50 años a diversas compañías, principalmente de origen canadiense.

De acuerdo con datos de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema) sólo en la sierra norte poblana, son seis los proyectos de exploración y explotación a cielo abierto concesionados por 50 años, con la posibilidad de ser renovados.

 

Entre los proyectos extractivos están: la concesión de 10 mil 663 hectáreas en Tetela de Ocampo a la Minera Meteoro del Grupo Frisco, filial de Carso, propiedad del empresario Carlos Slim Helú, que representa apenas un poco más del 10 por ciento de la tierra entregada.

 

Otras dos concesiones se ejecutan en el municipio de Zacatlán, en la comunidad de San Miguel Tenango donde la Minera Real del Plata hace exploraciones de oro y plata; y la extracción de feldespato en el predio Ranchito Velázquez a Feldmex, SA de CV.

 

Una más es la otorgada para la exploración de oro y plata en Camocuautlaque fue entregada a Almaden Mineral de origen canadiense, que además está a cargo, junto con otra empresa de la misma nacionalidad, Pinnacle de México, de la búsqueda de oro, plata y cobre en el municipio de Ixtacamaxtitlán, concretamente en los pueblos de Santa María y San Miguel Tuligtic.

 

Además, en la población de La Preciosa, en el municipio de Esperanza, fue entregado otro título a la canadiense Chesapeak Gold Corporation,empresa que de acuerdo con su página de internet descubrió en el año 2011, en el estado de Durango, “uno de los depósitos de oro y plata más grandes del mundo”.