Por Fernando Pérez Corona
Miércoles, 25 de Julio de 2012 | 19:46

La Profepa no ha iniciado nuevas investigaciones sobre la explotación minera en Puebla, por lo que a la fecha sólo ha iniciado un proceso administrativo en el municipio de Tetela, a petición de la sociedad, la cual acusa contaminación de los mantos freáticos de la zona debido a los trabajos de la empresa Frisco, integrante del Grupo Carso, de Carlos Slim.

Lo anterior fue informado por el delegado de la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa), Francisco González Magaña, quien dijo que hasta el momento la dependencia desconoce oficialmente si también hay exploración y explotación de oro, plata, cobre y otros minerales en los municipios de Zacatlán, Hermenegildo Galeana, Ixtacamaxtitlán, Libres, Zautla, Ahuazotepec, Tlacuilotepec y Xicotepec de Juárez, como se ha difundido en la prensa.

El funcionario federal explicó que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) «no en todo momento pide aval o consulta» a la Profepa, pues «tiene la autoridad suficiente para autorizar en cualquier momento alguno de los proyectos si hay elementos suficientes» para sustentar esta decisión.

Entrevistado por e-consulta, González Magaña refirió que la Profepa no es una instancia que autorice proyectos, sino que sólo supervisa su ejecución, por lo que en la actualidad sólo indaga las actividades de una de las firmas del hombre más rico del mundo en la Sierra Norte.

Por lo anterior, reiteró que la dependencia a su cargo puede investigar cada uno de los casos mineros en territorio poblano, siempre y cuando haya una «denuncia popular» relacionada con un daño ambiental causado por alguno de estos proyecto; «pero, mientras no nos llegue, no conocemos el hecho», dijo.

-¿La Profepa no puede actuar de oficio? -preguntó el reportero.

-La Profepa sí pueda actuar de oficio, siempre y cuando haya una violación flagrante a una norma ambiental a una disposición ambiental, y la conozcamos. Y en estos casos no hemos tenido conocimiento.

Respecto al caso de Tetela, admitió que hay una denuncia que dio pauta a una investigación, específicamente un «procedimiento administrativo por denuncia popular»; sin embargo, estoy obligado a «guardar sigilo», anotó el servidor público, quien contó que está obligado a realizar una visita de inspección y concluir la indagatoria en una plazo de hasta 60 días, el cual todavía no vence.

En proceso

La semana pasada, el representante de Puebla Verde, Sergio Mastretta Guzmán, reveló que la minera de mayor presencia en territorio poblano es Almaden Minerals LTD, con concesión sobre una superficie de 88 mil hectáreas; además, contó que las compañías asociadas en México son Minera Gavilán y Minera Zapata, las cuales trabajan en Ixtacamaxtitlán, Libres, Zautla, Ahuazotepec, Tlacuilotepec y Xicotepec de Juárez.

Por otra parte, la reportera Guadalupe Gálvez, en el portal NG Puebla, reveló un paquete de resolutivos difundidos por Semarnat, en el cual está incluida la empresa JDC Minerales, la cual tiene la intención de reactivar la explotación de una antigia mina conocida como “Lupe” y ubicada en el pueblo de Tlamanca, municipio de Zautla (proyecto 21PU2012MD024).

En Puebla está 25 por ciento del territorio concesionado por el gobierno federal a empresas mineras, tanto nacionales como extranjeras, pues en su sexenio Vicente Fox Quezada autorizó 271 títulos para explotar 817 mil 148 hectáreas, según la Dirección General de Minas de la Secretaría de Economía.

De acuerdo con datos de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema), sólo en la Sierra Norte poblana hay seis proyectos de exploración y explotación a cielo abierto concesionados por 50 años, con la posibilidad de ser renovados.

Otras dos concesiones se ejecutan en el municipio de Zacatlán, en la comunidad de San Miguel Tenango donde la Minera Real del Plata hace exploraciones de oro y plata; y la extracción de feldespato en el predio Ranchito Velázquez a Feldmex, S.A. de C.V.

Una más es la otorgada para la exploración de oro y plata en Camocuautlaque a Almaden Mineral, de origen canadiense, que además está a cargo, junto con otra empresa de la misma nacionalidad (Pinnacle de México), de la búsqueda de oro, plata y cobre en el municipio de Ixtacamaxtitlán, concretamente en los pueblos de Santa María y San Miguel Tuligtic.

Además, en la población de La Preciosa, en el municipio de Esperanza, fue entregado otro título a la canadiense Chesapeak Gold Corporation,empresa que de acuerdo con su página de internet descubrió en el año 2011, en el estado de Durango, «uno de los depósitos de oro y plata más grandes del mundo».

http://e-consulta.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=38646:crecen-planes-mineros-en-puebla-y-profepa-s%C3%B3lo-abre-una-investigaci%C3%B3n&Itemid=332