sábado, 11 de agosto de 2012

EL GOBERNADOR de Coahuila, RUBÉN MOREIRA VALDEZ, avaló las medidas aplicadas por el Gobierno Federal para el cierre de pocitos en la Región Carbonífera. Fue uno de los exhortos que les hizo a los secretarios de Economía, BRUNO FERRARI, y del Trabajo, ROSALINDA VÉLEZ JUÁREZ, durante la reunión que hubo después de la muerte de seis mineros en la Mina 7 de la empresa Mimosa, filial de Altos Hornos de México.

AADEMÁS esos funcionarios son los responsables de aplicar este tipo de medidas enérgicas, para obligar a los empresarios y concesionarios de las minas a extremar la seguridad que establece la norma y, sobre todo, a garantizar que todos los trabajadores estén dados de alta en el Seguro Social.

ES PRECISAMENTE este punto el que preocupa, porque al suspenderse temporalmente la actividad en esos pocitos, los trabajadores deben recibir su salario y prestaciones, porque esa medida es imputable al patrón.

EL PROBLEMA es para los trabajadores que no están registrados en el Seguro Social y para los que están subregistrados, es decir, que los tienen dados de alta con una cantidad mínima.

CLARO QUE no se descarta el riesgo de que algunos de esos explotadores, en represalia por las medidas que se adoptan para meterlos en cicntura, decidan despedir a los mineros, lo cual sin duda es mucho mejor que seguirlos exponiendo a una muerte segura por las condiciones criminales en que los obligan a laborar.

EL PRÓXIMO lunes estará el gobernador MOREIRA en la Región Carbonífera, a donde acudirá para hacer el anuncio de una importante inversión para generar empleos diferentes al tema del carbón, con lo cual se ofrecerá una alternativa a quienes pudieran ser desocupados, así como a los que prefieran aprovechar esa alternativa menos peligrosa que la minería.

FUEGO CONTRA FUEGO

YA SON VARIAS ocasiones en las que el alcalde de Saltillo, JERICÓ ABRAMO, se queja de los «twitts» que circulan rápidamente por las redes sociales dando a conocer situaciones de inseguridad, como la ubicación de operativos, presuntos enfrentamientos y otros probelmas derivados de la lucha contra la delincuencia organizada.

Y MAS pronto que de inmediato, el mandatario municipal bautizó a dicho fenómeno como «Factor Chisme», que nada contribuye a la seguridad de los ciudadanos, y en eso tiene razón, pues el juego del «teléfono descompuesto» crece en las redes sociales con tal rapidez y magnitud, que la psicosis permea en lo más profundo de la sociedad saltillense, causando miedo en la población que evita salir de sus casas y eso afecta, aunque no se vea, la actividad económica local.

SIN EMBARGO, dicen los expertos manejadores de las redes sociales que en este caso aplica el refrán que dice: «El antídoto se saca del veneno», y podría ser un parteaguas para que el Ayuntamiento de Saltillo atienda a desmentir este tipo de rumores con otros twits, pero de una fuente oficial, en la que además de palabras, se puedan incluir fotografías para que la población pueda observar al momento si está o no bloqueada una arteria, si hay posibilidades de pasar libre o parcialmente por una calle, o si existe riesgo por presencia policiaca o delincuencial en algún punto específico de la ciudad.

ESA ES UNA área de oportunidad que no siguen sin aprovechar al cien por ciento las autoridades, princcipalmente, en este caso, la de seguridad, pues dejan crecer el enfermiso chisme en lugar de informar oportuna y adecuadamente a la ciudadanía.

LA TECNOLOGÍA está al alcance de todos, y los rumores en el twitter a veces toman más fuerza que las versiones oficiales, porque van acompañados por fotografías o enlaces a vídeos tomados por ciudadanos que desconocen cómo practicar una comunicación eficaz, pero que llegan a la comunidad más rápido que las respuestas oficiales, mismas que en ocasiones no tardan minutos, sino horas y hasta días en salir a la luz pública.

FUE LO que sucedió el jueves durante las primeras horas de la tarde, cuando la Policía Federal detuvo a cinco secuestradores y rescató a 10 personas secuestradas, pero no lo informó sino hasta ayer al publicar en su página web la información completa y oficial del operativo que realizó con éxito, sin que tuviera que lamentarse la pérdida de vidas humanas.

MUCHO LE falta en ese aspecto a la Secretaría de Seguridad Pública federal de GENARO GARCÍA LUNA, y no es por falta de recursos ni debido a que falte la colaboración de los medios de comunicación, sino porque la mayoría de los funcionarios de esa dependencia, lo mismo que los de la PGR, tratan a los periodistas peor que si fueran peligrosos delincuentes, cada vez que éstos van a solicitar la información oficial de los operativos que se realizan.

SIN DUDA, la comunicación bien encausada también puede ser una eficaz arma en contra de la delincuencia, pero está en manos de las autoridades utilizarla en bien de los ciudadanos honestos, que hasta hoy en muchas ocasiones se sienten vulnerables ante el evidente avance de los grupos delictivos.

 

 

http://www.eldiariodecoahuila.com.mx/notas/2012/8/11/llegara-esclavitud-minera-310155.asp