Sergio Sarmiento: Jaque Mate,
10 de agosto de 2012 06:46 actualizado a las 07:27

Sergio Sarmiento

«Uno de los grandes errores es juzgar las políticas por las intenciones en lugar de por los resultados».

Milton Friedman

México ha sufrido varias explosiones importantes en minas de carbón en los últimos años. La más dramática fue la Pasta de Conchos el 19 de febrero de 2006, que dejó un saldo de 65 mineros muertos. La más reciente fue la de la mina siete del municipio El Progreso, también de Coahuila. En este último caso seis mineros perdieron la vida.

La minería de carbón es por naturaleza peligrosa. Los yacimientos de este mineral se encuentran usualmente asociados con depósitos de gas grisú, cuyo componente fundamental es el metano. Éste es un gas sumamente explosivo.

El historial de seguridad en las minas mexicanas de carbón es ciertamente mejor que el de las minas de China, pero no es tan bueno como el de Canadá o Estados Unidos. Una de las razones es una mala política pública.

Con el argumento de que el gas grisú es un hidrocarburo, durante mucho tiempo se prohibió a las empresas mineras el recolectar este gas y venderlo como se hace en Estados Unidos o Canadá. Solamente Pemex tenía autorización para recolectar este gas y procesarlo, pero la paraestatal no tenía ningún interés en dedicar recursos a la recolección en las numerosas minas de carbón de nuestro país.

Como las mineras mexicanas no tenían posibilidad de dejar el gas en el subsuelo, se veían obligadas a sacarlo y lanzarlo a la atmósfera. Con esto no solamente generaban riesgos importantes en las explotaciones carboníferas sino que contaminaban de manera notable la atmósfera, ya que el metano contribuye de forma muy importante al calentamiento global.

El Congreso de la Unión, después de muchas disputas, tomó la decisión de eliminar esta prohibición absurda. Pero hubo legisladores que argumentaron que el gas producido en las minas sería una competencia desleal para Pemex y le impusieron así un impuesto muy alto a la explotación que hasta la fecha ha hecho incosteables las inversiones que se requerirían para la recuperación. El resultado práctico es que el grisú sigue siendo ventilado al ambiente y generando riesgos innecesarios de explosión para los mineros.

Mucha de la producción de carbón en nuestro país proviene de Coahuila. Una parte del gas que se utiliza en esa región tiene que ser importado de Estados Unidos. De hecho, hay zonas donde no hay suficiente gas, lo cual está limitando la posibilidad de inversiones productivas. Pemex no tiene posibilidades de invertir en extracción de gas en la zona porque los recursos con los que cuentan se están empleando para la más rentable exploración y explotación de petróleo crudo.

La solución lógica para todos sería reducir de forma muy importante el impuesto que se cobra a las mineras para la explotación del gas grisú. Esto generaría inversiones y más empleos. Reduciría también la dependencia de nuestro país del gas importado de Estados Unidos. Bajaría de forma muy importante la contaminación de la atmósfera y sería una aportación gigantesca de México a los esfuerzos por reducir el calentamiento global. Lo más importante, sin embargo, es que contribuiría de forma significativa a disminuir los riesgos de explosiones en las minas de carbón de nuestro país.

Las soluciones sensatas, sin embargo, son rechazadas por los políticos mexicanos que creen en el dogma de que la explotación de hidrocarburos por empresas privadas es un pecado capital. Lo más curioso del caso es que los políticos que se niegan a facilitar la explotación del gas grisú en las minas son muchas veces los mismos que protestan por las muertes de mineros o por la contaminación de la atmósfera.

INDEPENDIENTES

Las candidaturas independientes son importantes porque es éticamente inaceptable que los partidos tengan un monopolio para los cargos de elección popular. Pero mientras no haya nuevas reglas de financiación política, ningún independiente podrá hacer nada frente a los partidos repletos de dinero público.

Twitter: @sergiosarment4

Si fuiste testigo de un acontecimiento y quieres denunciar algo o compartir tu punto de vista sobre un tema, entonces envía tu aportación a TÚ REPORTERO y lo publicamos.

Sigue a Terra Noticias en tu móvil m.terra.com.mx

Sigue también en tu tablet a Terra Noticias tablet.terra.com.mx