NTRzacatecas.com

Staff | ntrzacatecas.com

Viernes 14 de septiembre de 2012

Sombrerete. Juan Sánchez Ortiz, representante del Sindicato de Industrial Minera México SA (IMMSA) y secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), descartó que en la metalúrgica instalada en San Martín haya material peligroso que atente contra la seguridad de la población de esa comunidad sombreretense.

En rueda de prensa, informó que, a petición de la CROC, acudieron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para revisar minuciosamente si había explosivos en el lugar que pusieran en riesgo la integridad física de los mineros, quienes se mantienen en huelga desde hace más de cinco años ante la exigencia de mayores condiciones de seguridad.

Además, Juan Sánchez precisó que hicieron un recorrido exhaustivo en cada rincón de las instalaciones, por lo que Bernardo Pineda Solís, general de Brigada Diplomado de Estado Mayor y comandante de la decimoprimera Zona Militar, dejó en claro que no existe tal peligro, ni mucho menos dinamita que pudiera desaparecer a la mina.

El representante de la CROC explicó que desde hace tres años se tenía conocimiento de que la Sedena retiró los explosivos para evitar accidentes, pero la huelga continúa.

Sánchez Ortiz mencionó que “este rumor de alarma que manejaba el sindicato contrario al líder minero Napoleón Gómez Urrutia es para crear pánico en la ciudadanía”, pues desde que comenzaron con el movimiento de reanudación de los trabajos en la mina, “se han dedicado a decir puras mentiras, pues hablaron también de dos mineros secuestrados, lo que nunca sucedió, ésta en la imaginación de ellos, pues están desesperados”, añadió.

Reiteró que la CROC está en Sombrerete para ayudar a los mineros y que la empresa abra nuevamente sus puertas, “pero de ninguna manera queremos pisotear los derechos de los trabajadores, como ellos dicen”, subrayó.

Abandono total

Como era de esperarse, después de cinco años, se pudo constatar en un recorrido efectuado alrededor de la empresa que la Mina San Martín fue saqueada, además de que las camionetas y los espacios del lugar lucen totalmente descuidados y oxidados.

Sin embargo, lejos está la posibilidad de que la mina reanude actividades, pues la huelga continúa y aún no se puede ver la luz de esperanza que regrese las fuentes de trabajo que generaba para los habitantes de San Martín y de otras localidades de Sombrerete.

Descartan peligro en Mina San Martín