RAYMUNDO RUIZ AVILÉS Y
 CITLAL GILES SÁNCHEZ ( Corresponsal y reportera)

El secretario general de la sección 17 del sindicato minero, Roberto Hernández Mojica, advirtió en Taxco que la presencia de las fuerzas federales instaladas desde hace semanas en el Hotel de la Borda, cercano de una de las principales entradas a las minas donde los obreros “realizan sus guardias, nos hace suponer que los policías esperan la orden para desalojarnos, por lo que creo que el programa Guerrero Seguro es algo simulado, para actuar posiblemente en nuestra contra”.

Hernández Mojica alertó que la situación “es grave”, por la posibilidad del desalojo, y explicó que los obreros están atemorizados por la llegada en los meses recientes de policías federales, instalados en el Hotel de la Borda.

La presencia de la fuerza federal, expuso, “nos hacer pensar que no vienen para cumplir el proyecto de Guerrero Seguro, sino sólo esperan la orden para desalojarnos, como sucedió en Sombrerete, Zacatecas”.

Alertó que aunque estén dentro del “programa de seguridad, uno hace suponer o creer que es algo simulado y que están en Taxco para otras cosas y actuar posiblemente en nuestra contra”.

“No se descarta la posibilidad de desalojo, como se comentó en nuestra dirigencia nacional, por eso fue necesario que el Congreso del estado estuviera al pendiente de la situación, para que frene los ataques de la empresa”, finalizó.

En Chilpancingo, diputados locales exhortaron a la empresa Grupo Minero México a que de manera inmediata comience acercamientos y negociaciones con el sindicato de trabajadores mineros de Taxco para dar fin a la huelga, de más de cinco años.

El diputado taxqueño Omar Jalil Flores Majul detalló que durante ese tiempo ha habido acercamientos a fin de resolver el conflicto, sin éxito.

Detalló que los minerales en el yacimiento son suficientes para seguir la explotación y aprovechamiento; sin embargo, no se sabe con precisión cuál es la reserva, ni si la información dada es verídica.

De igual forma, recordó que la huelga de los mineros de Taxco estalló para exigir medidas de seguridad e higiene, demandas previstas en el contrato colectivo de trabajo.