Fuente: Carolina Gómez (La Jornada)

19 octubre 2012

Además de expresar una situación que es “totalmente falsa”, intenta bloquear la demanda de justicia debido a que en México ha prevalecido la impunidad, señaló el sacerdote jesuita Fernando Ríos.

Foto: Especial

México, DF.- A ochenta meses de la muerte de 65 mineros en Pasta de Conchos, integrantes de la organización Familia Pasta de Conchos lamentaron la respuesta que dio la administración de Felipe Calderón a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El gobierno federal señaló a este organismo internacional que los familiares de las víctimas “se han dado por satisfechos con la forma como se atendió el asunto ante las instancias nacionales mexicanas”.

Al respecto, el sacerdote jesuita Fernando Ríos, quien hoy ofició la misa en recuerdo de los mineros caídos frente a las instalaciones de Grupo México, precisó que esta respuesta, además de expresar una situación que es “totalmente falsa”, intenta bloquear la demanda de justicia que se hace ante este organismo internacional debido a que en México ha prevalecido la impunidad.

También el sacerdote expresó su extrañeza por el hecho de que en la propuesta laboral que se analiza en el Senado no se encuentra el artículo 43-A, el cual “es muy importante porque prohíbe los pozos de carbón y establece medidas de seguridad para esta minería; no sabemos por qué desapareció al pasar de una cámara a otra, es algo muy extraño y que va en contra de los derechos laborales”.

Fuente: Carolina Gómez (La Jornada)