Puebla • 16 Octubre 2012 – 5:17am — Redacción, Guillermo Castillo, Leticia Ánimas

Personal de Almaden Minerals.,Ltd, intercepta a reporteros; representante de la factoría dice que “buscan nuevos recursos de metal y que respete el medio ambiente” en el estado

Foto: Especial

Puebla • Empresas mineras que realizan exploraciones en la Sierra Norte violan los artículos 5 y 11 de la Constitución mexicana que establecen la libertad de trabajo y tránsitoal impedir el acceso a la zona donde realizan sus actividades; ademásde negarse a dar información detallada de lo que hacen.

Un ejemplo de esto, fue lo vivido por reporteros de esta casa editorial el pasado 26 de julio en Santa María Sotoltepec, municipio de Ixtacamaxtitlan, donde el geólogo Daniel “N” los interceptó con su camioneta y les impidió el acceso a la zona de exploración en la que trabaja la canadiense AlmadenMinerals.,Ltd, recomendándoles “hacer trámites ante los canadienses” para que sean ellos quienes den permiso de transitar por esa parte del territorio nacional.

Quien se encarga de “dar permiso” de tránsito es Morgan Poliquin, presidente y CEO de AlmadenMineralsLtd, mismo que pidió a los reporteros “artículos recientes para que podamos conocer su trabajo” y pregunta si las notas informativas fijan la postura del periodista.

De acuerdo con Morgan, el negocio de su empresa “es buscar nuevos recursos de metal en una forma sostenible y que respeta el medio ambiente. Trabajamos en Canadá, Estados Unidos y México, cotizamos en las bolsas de Canadá (TSX), Estados Unidos (NYSE MKT) y uno de nuestros inversionistas más importantes es de México”.

El directivo de Almaden, pese a que se le pidió en más de una ocasión permiso para entrar a la zona de exploración en territorio nacional, se limitó a través de un mail a dar cifras sobre la minería en Puebla y aseguró que “son pocas las probabilidades de que un proyecto de prospección como los nuestros en Puebla se convierta en exploración y posteriormente en una mina”.

Considera que la minería es “una excelente oportunidad, para la gente joven, de quedarse en sus comunidades a trabajar (en lugar de salir a EUA)”.

Se incrementa la tala, abre paso a yacimientos

(Leticia Ánimas/Ahuazotepec)

La búsqueda de vetas de plata es lo que realizará la empresa minera de origen canadiense AlmadenMineralsLtd, la cual inició la tala de la zona, la apertura de caminos y la demolición de algunas rocas. Terrerillos en el municipio de Ahuazotepec es el punto en el cual la canadiense se posicionará, de acuerdo con el Sistema de Información Integral de la Dirección General de Minas de la Secretaría de Economía del gobierno federal.

Los trabajos de exploración se realizarían al amparo del título 221140 expedido el 3 de diciembre de 2003, con el que se concesionaron 10 mil 42 hectáreas a la Compañía Minera Zapata, SA. de CV., ligada a la empresa canadiense, y se realizarían en una parte del bosque propiedad de este municipio que forma parte del Área Natural Protegida Cuenca Hidrológica del río Necaxa.

A partir de 1999 se ha incrementado la tala en las más de mil hectáreas que forman la masa forestal propiedad de todos los habitantes del municipio, donde nacen los manantiales Chapultepec, Guadalupe, El Magroño y Las Palomas que alimentan fuentes de captación como El Tenejac y Totolapa, con las que se abastece a los pobladores de Huauchinango, Xicotepec y Juan Galindo.

Explotación de minas exige pagos por más de 200 mil pesos

Los trabajos de exploración y explotación minera en el país deben cubrir cuotas de hasta 209 mil 799.28 pesos y tarifas adicionales que pueden superar los dos mil pesos anuales por hectárea.

De acuerdo con el Artículo 59 en el Reglamento de la Ley Minera, los montos se dividen en siete rangos distintos de acuerdo con la superficie y el tiempo de concesión que haya aprobado la Secretaría de Economía (SE).

Si fueron menos de 30 hectáreas, la cuota fija será de 262.24 pesos y las adicionales oscilarán entre 10.48 y 63.93 pesos por año; si el predio es de 31 a 100 hectáreas, el monto fijo será de 524.49 pesos y adicionalmente, pagará entre 20.97 y 125.88 pesos.

Para los predios entre 101 y 500 hectáreas, la tarifa será de mil 48.99 pesos más importes entre 41.95 y 251.75 pesos; y en el caso de hasta mil hectáreas, el monto será de tres mil 146.98 pesos, además de impuestos desde 38.81 hasta 503.51 pesos.

En terrenos de hasta cinco mil hectáreas, serán seis mil 293.97 pesos más aranceles que van de 35.66 a mil 7.03 pesos; si llega a 50 mil hectáreas, el precio fijo es de 22 mil 28.92 pesos, con cuotas adicionales entre 32.52 y dos mil 14.07 pesos.

Si el terreno excede las 50 mil hectáreas, la cuota sería de 209 mil 799.28 y los excedentes arrancarían en 29.37 pesos y terminarían en dos mil 14.07 pesos, dependiendo si la concesión es de uno, de dos a cuatro, de cinco a seis y más de siete años.

En el caso de las autoridades de otros órdenes, el reglamento establece que la Secretaría de Economía debe dar aviso en asuntos de materia “ambiental, laboral, de asistencia social y de uso y manejo de explosivos”, según su ámbito de competencia.

El Artículo 23 también refiere que el otorgamiento de concesiones “no exime a sus titulares de la obligación de cumplir con las disposiciones” vigentes y el Artículo 57 añade que también debe respetarse la legislación estatal respectiva.

Al tocar el tema de las nulidades, suspensiones o insubsistencias de las concesiones, el reglamento prevé cinco causales, entre las que destaca la explotación de sustancias no sujetas a la aplicación de la ley y la invasión de terrenos no libres.

También contempla que las autoridades laborales, locales o federales, promuevan la suspensión de obras por considerar que “las condiciones de seguridad e higiene existentes ponen en peligro la vida e integridad física de los trabajadores o de los miembros de la comunidad”.

Igualmente, prevé que “cualquier persona” promueva la suspensión de obras por causar daños a bienes de interés público o afectos a un servicio público, o a una propiedad privada.

Por último, resalta que para alcanzar la nulidad, la parte afectada presentará su petición por escrito, pagar los derechos que solicite la secretaría, presentarse a una visita de la que derivará un informe y menciona que la resolución final no podrá tardar más de seis meses en emitirse.

A la baja proyectos de explotación estatales

Las 21 minas minerales, los 34 principales bancos metálicos activos y los 80 yacimientos inactivos de la entidad, se ubican en tan sólo 17 municipios, señala el Panorama Minero de Puebla 2011.

El diagnóstico elaborado por el Servicio Geológico Mexicano (SGM) en la Secretaría de Economía (SE) a nivel federal, refiere que dicha cantidad representa 7.83 por ciento de las 217 demarcaciones existentes en el territorio estatal.

La lista está conformada por Amozoc, Ahuazotepec, Izúcar, Teziutlán, Tepeyahualco, Chietla, Guadalupe Victoria, Tepeaca, Puebla, Acajete, Acatlán de Osorio, Santiago Acatlán, Santa María Coapan, Oriental, Miahuatlán, Tepexi de Rodríguez y Huahuatlauca.

El documento refiere la existencia de cinco zonas mineras; de las cuales, la Sierra Norte y la región centro fueron identificadas como las de mayor actividad, con producción de oro, plata, plomo, zinc, sílice, caolín, mármol, caliza, basaltos, cantera, perlita y yeso.

Tetela de Ocampo y Santa María Tuligtic son las áreas de la Sierra Norte, donde existe explotación hidrotermal de minerales metálicos; en tanto, Tepeyahualco y Huehuetlán son los municipios de extracción en el centro del estado.

También destaca que la producción mineral anual alcanzó los 20 millones 928 mil 218.9 toneladas de material en ese año y tuvo un valor de dos mil 234 millones 385 mil 870.68 pesos.

Respecto a las concesiones otorgadas por el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, el documento apunta que se destinaron 129 mil 365.9 hectáreas a 282 permisos; lo que, señala el escrito, equivale a 3.8 por ciento del estado.

El documento subraya que dicha proporción bajó 72.7 por ciento desde el año 2005, cuando la superficie era de 475 mil 004.0641 hectáreas concesionadas a 297 proyectos diferentes.

Sobre los proyectos de exploración, la Secretaría de Economía reportó siete permisos para Minera Frío Zac SA de CV, Consorcio Impulsor SA de CV, Almaden Minerals LTD/Minera Pinnacle de México SA de CV, Minera Meteoro SA de CV, Gold Corpo INC/Starcore International Ventures LTD y Minera Plata Real.

Empresa silencia compra de vetas de oro y plata

El 30 por ciento del territorio nacional concesionado para la exploración mineral, sólo en el 1 por ciento podría ser sujeto de extracción y explotación de metales preciosos, aseguró el presidente de la canadiense Almaden Minerals Ltd, Morgan Poliquin, a través de en un mail hecho llegar a este medio de comunicación.

Poliquin indicó que son pocas las probabilidades de que un proyecto de prospección como los que realizan en Puebla se convierta “en exploración y posteriormente en una mina. De hecho, toma varios años y alrededor de uno entre mil proyectos que se ponen a prueba, se convierte en una mina”.

“En este momento –añadió Poliquin-, no existen minas de metal en el estado de Puebla, pero hay muchas minas de caolín y otros minerales industriales, a cielo abierto en el estado. El caolín se utiliza para la producción de cerámica de Talavera, reconocida mundialmente”.

Lo que no dijo el ejecutivo en esta comunicación, es que precisamente en su más adelantada exploración en el municipio de Ixtacamaxtitlán, donde le fueron concesionadas más de 55 mil hectáreas de terreno, su empresa confirmó en los años 2010 y 2011, la existencia de vetas de oro y plata, como lo informó a sus accionistas en su página web http://www.almadenminerals.com/News%20Releases/2012/July12-12.html.

Tampoco aclaró si abrirán una mina en ese lugar y qué tipo de explotación se realizará.

Menos habló de los planes que tienen para las otras 33 mil hectáreas de terreno que tienen concesionadas en la entidad, en municipios como Zautla, Ahuazotepec, Xicotepec y Tlacuilotepec a través de sus empresas Minera Gavilán y Minera Zapata.

Según Poliquin las actividades extractivas que se desarrollan en el país tienen asiento en zonas “remotas, rurales y en ocasiones pobres, en donde la pequeña agricultura es la actividad económica principal” y pueden ser una opción para evitar que los jóvenes emigren, además de que la población se “beneficia de la infraestructura generada” por las mineras.

De acuerdo con la opinión del presidente AlmadenMinerals, “la minería es sinónimo de crecimiento y desarrollo sustentable en las comunidades donde tiene presencia, (pues) a diferencia de la agricultura y la industria de la madera, los metales ya extraídos se pueden utilizar para siempre, ya que se reciclan una y otra vez, beneficiándose las futuras generaciones. Para cualquier sociedad es mucho más barato reciclar minerales, que explorar y extraerlos. Pero para países en desarrollo como México no hay bastante que reciclar para nivelar la demanda”.

Para tratar de confirmar sus afirmaciones, el empresario canadiense refiere que de acuerdo con datos de 2011 la producción minería tuvo un valor de 19 mil millones de dólares que representaron el 1.6 por ciento del Producto Interno Bruto y generó 309 mil 722 empleos directos ante el IMSS y un millón 600 mil indirectos.

Las empresas mineras, añadió, invirtieron en el mismo periodo 5 mil millones de dólares y generaron divisas por 22 mil 556 millones de dólares.

http://puebla.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/2db216e0f2db9c9f366d931129990804