Baja California Sur

La empresa minera candiense-mexicana espera que el gobierno de EPN sea más benévolo con el proyecto.

Por Carlos Ibarra@Cachobanzi

29 / Noviembre / 2012 – 17:56

La Paz, Baja California Sur. “¿Ahora qué nombre sigue?”, cuestionó Agustín Bravo Gaxiola, representante del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) ante el retiro del proyecto, por tercera vez, Los Cardones.

El anuncio de que el proyecto de megaminería Los Cardones retira su Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), es una victoria ciudadana, manifestaron las organizaciones Niparajá, Agua Vale Más Que Oro, Medio Ambiente y Sociedad (MAS) y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda). “Desarrollos Zapal, consistente con su decisión de establecer una relación de transparencia y colaboración con todas las autoridades dentro del marco normativo”, indicó en su comunicado de prensa.

La compañía decidió dejar de lado sus aspiraciones de extraer oro en el área natural protegida, Reserva de la Biósfera La Laguna, vislumbrando que la administración federal entrante, es decir, la de Enrique Peña Nieto, sea más benévola con la empresa canadiense-mexicana. Por ello, retiró la Manifestación de Impacto Ambiental ante la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“Si se vuelve a someter a evaluación de impacto ambiental y sigue violentando el reglamento del área natural protegida y amenazando la salud de las próximas generaciones no podrá ser viable. Minería sí, pero responsable”,  dijo Agustín Bravo Gaxiola, coordinador regional de Cemda en el Noroeste.

Medio Ambiente y Sociedad (MAS), señaló que la detención del proceso de aceptación ocurre con la intención de alcanzar una aceptación de los funcionarios y una neta preocupación por el patrimonio natural de la entidad.

“Está en manos del Estado y el Ayuntamiento de La Paz escuchar a las miles de voces sudcalifornianas, para apoyar el turismo sustentable y detener la minería tóxica de una vez por todas a través de un ordenamiento ecológico de la zona» dijo Meredith de la Garza, directora ejecutiva de Niparajá.