Durango
El Sol de Durango
17 de febrero de 2013

 

Víctor Blanco

Durango, Durango.- Con salarios fabulosos para algunos y pagos paupérrimos para otros, de hecho para las mayorías; con la explotación de la tierra, aunque también del hombre y ahora de la mujer; con el uso de alta tecnología para la extracción de los minerales, y en casos apenas con pico y pala, y con la generación de una riqueza indiscutible que no se refleja en el desarrollo de las regiones de aprovechamiento que subsisten en el atraso y la miseria, la industria minera de Durango presenta manifestaciones abiertas de extremos, de claroscuros.

Aquí vierten su punto de vista diversos actores en torno a este tema.

Algunos justifican la situación actual que obedece a la normativa vigente; «es lo que marca la ley», argumentan.

Sin embargo, a la vez hay quien considera que tal legislación es obsoleta y que es urgente aplicar reformas, dada la circunstancia difícil que prevalece en estas zonas, donde se afirma que los únicos que ganan son los grandes empresarios, porque incluso en el caso de los puestos de trabajo, los mejor pagados son ocupados por personas que vienen de fuera.

INNEGABLES BENEFICIOS A LA SOCIEDAD DEJAN ALGUNAS EMPRESAS MINERAS: MIGUEL BERMUDEZ.- Trabajo especializado, de alto riesgo, importación de mano de obra experta, empresas de primer nivel, con alta tecnología, minas de pico y pala, así como la incursión de la mujer en esta actividad, son algunos de los temas que aborda el especialista en derecho laboral y ex secretario del Trabajo, Miguel Bermúdez Quiñones, actual delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en la entidad.

Entrevistado al respecto de una de las actividades puntales de la economía estatal, Miguel Bermúdez afirma que el de la minería es un trabajo de alta especialidad; «en Durango nos encontramos que quienes realizan el trabajo con determinadas características provienen de otros estados como Hidalgo, Guanajuato, Zacatecas y Querétaro, incluso de otros países como Canadá y Chile».

En tanto, el trabajo pesado, de exploración y traslado de minerales, lo llevan a cabo trabajadores, que por lo regular son habitantes de las zonas poblacionales donde se encuentran ubicadas las minas.

Añade Bermúdez Quiñones, que la minería es una actividad económica de alto riesgo.

Aquí -dice- es donde se debe de diferenciar; «Primero las grandes empresas, aquí en Durango pudiesen ser las de Minas de Bacís, Ciénega de Nuestra Señora, Mexicana de Avino, Gold Corp., Luismin, entre otras, se caracterizan por la capacitación a sus trabajadores, la implementación de sistemas de seguridad óptimos, la utilización de tecnología de primer mundo y el pago de salarios muy…pero muy bien remunerados. Además de que se preocupan por la preparación de los nativos de la zona donde se ubican sus centros de explotación para que realicen en un futuro trabajos con alguna especialización».

Caso contrario están los fundos mineros de pico y palo, que son en su gran mayoría en el estado.

Miguel Bermúdez revela la existencia de Compañías Mineras como la de Ciénega de Nuestra Señora la que deja innegables beneficios para la comunidad, ya que con recursos propios construyó escuelas, centros de salud, pequeños hospitales y hasta un fraccionamiento para sus trabajadores, amén de la derrama económica por concepto de sueldos que fortalecen las economías de esas comunidades.

O qué decir de la empresa Gold Corp, establecida en el municipio de San Dimas, la cual ha impulsado la igualdad de género ya que casi el 30 por ciento de su personal son mujeres, mujeres mineras, las cuales son operadoras de pequeños camiones de alta tecnología que tiene un costo de 500 mil dólares, lo que habla de la confianza en las capacidades de las féminas por parte de la empresa.

En fin, concluye el también miembro de la Organización Internacional del Trabajo, que las grandes empresas mineras, sí dejan beneficios en las comunidades donde se encuentran asentadas, pagan bien a sus trabajadores, los capacitan, impulsan la equidad de género, optan por la alta tecnología en la explotación y se preocupan por la seguridad de sus trabajadores.

No así la explotación rustica, muchas de las veces en la clandestinidad, la mayoría de ellas sin condiciones mínimas de seguridad e higiene y que conllevan conflictos con los habitantes de la región a quienes contratan para trabajar, pero que pagan mal y no dejan beneficios en las comunidades donde se asientan los fundos mineros.

ES URGENTE REFORMAR LA LEY DE MINERIA: PEDRO AVILA NEVAREZ.- Ha sido Pedro Avila Nevárez quien de manera insistente, habla precisamente de aquellos aprovechamientos mineros donde se explota no solamente la tierra, sino también el hombre y donde además, no hay beneficios comunitarios más allá de la derrama económica provocada por el pago de sueldos, de sueldos raquíticos.

Al abordar el tema, el ex legislador federal, recuerda que desde la 59 legislatura «yo propuese una modificación a la Ley Minera del país, con el objeto de obligar a los viejos malvados de las compañías extranjeras, de Peñoles y de todos esos, que apoyen a los municipios y a los estados donde hay predios mineros, para que de esta forma, la gente pueda solucionar sus problemas económicos».

Pero a la vez, añade, que se hagan carreteras, escuelas, clínicas.

Por citar un ejemplo, simplemente mencionar el camino de San Jerónimo a Tayoltita en el municipio de San Dimas; «esta vía se compuso en tiempos de don Armando del Castillo, allá por los años setenta, pero actualmente está intransitable y esa misma historia se repite prácticamente en todas las regiones».

No hay ninguna mejoría en las zonas mineras y por si fuera poco, se abusa de los mineros, pues hay casos en los que les pagan en tiendas de rayas, como en la época de Porfirio Díaz, denuncia Avila Nevárez, quien refuerza que: «Ocurren en este sector un sinnúmero de anomalías que deben corregirse, porque de hecho la Ley Minera es ya inoperante, antigua».

Las empresas extranjeras por su parte, afirma, se llevan cada semana aviones y aviones cargados de oro y plata a Canadá, Inglaterra y Estados Unidos, y aquí no nos dejan más que la silicosis a los pobres mineros; «es por eso que urge que se reforme la Ley Minera para poder obligar a los compañías extranjeras a que aporten lo que les corresponde para que nuestros mineros tengan un sueldo digno».

Sin embargo, detalla que la propuesta de reforma que yo presentó desde la 59 legislatura fue internada a la congeladora y ahí continúa hasta ahora; «fueron sobre todo los diputados del PAN, los que se opusieron a estos cambios que esta legislación requiere de extremo a extremo».

SE TIENE QUE EVALUAR LA APLICACION DE REFORMAS A LA LEY MINERA; PODRIA DESALENTAR LA INVERSION: ALBERTO ORTIZ.- Alberto Ortiz Trillo, es el director general del fideicomiso de Fomento Minero de la Secretaría de Economía y en entrevista con El Sol de Durango, de entrada señala que sí es un tema lo que usted menciona, para luego añadir: «Hay muchos cuestionamientos al respecto no sólo en Durango, sino en todo el país respecto a si la explotación minera está generando beneficios o no a las comunidades».

En lo personal yo diría que el tema no es si se están yendo los recursos o no, si hay aprovechamiento o no; «las oportunidades que hoy hay se están aprovechando y eso está generando derrama económica, empleo y están, de acuerdo a nuestro actual estado de derecho, cumpliendo los requisitos que la ley expresa; a mí me parece que sí y considero que no es un tema a discusión».

Si por otro lado, agrega el entrevistado, se considera que las empresas deben dejar más recursos mediante algún tipo de impuesto o regalía, creo que para eso está la Cámara de Diputados, para que a nivel legislativo haya un análisis, se dilucide si la minería está beneficiando o no al país.

No obstante, el funcionario de la Secretaría de Economía, sostiene de hecho que hay una ventaja competitiva hoy en día en México; «Traemos mucha inversión, por que somos competitivos en esta industria».

Habría por tanto que evaluar si a la hora de tener que generar algún nuevo impuesto, cómo van a ser las afectaciones en inversiones al país, reflexiona.

Es un tema que debe tratarse a nivel nacional, con la mayor transparencia, escuchando a todas las partes y no solamente a una, sino también a las empresas mineras, porque lo importante, yo creo, es generar empleos y desarrollo, que las comunidades efectivamente se vean beneficiadas de la actividad económica en la región, refuerza Ortiz Trillo.

Interrogado sobre los porcentajes de metales preciosos que se van del país, el funcionario respondió: Le voy a hablar de lo que conozco, que es lo que tiene que ver con la institución que yo represento: Los créditos que nosotros apoyamos a empresas que realizan la extracción de oro y plata, aproximadamente el 30% de esa operación sale como exportación del país, pero eso genera divisas y eso es importante para México».

La manera en que los recursos aterrizan en las regiones mineras, dice, es a través de la derrama económica, de la generación de empleos; «eso es lo que establece hoy la ley».

No nos gusta eso? Pues hay las instancias suficientes para que se pueda plasmar en una discusión a nivel nacional con la participación de todas las partes, las empresas, los trabajadores, las comunidades, los representantes de las diversas instancias y llegar a una fin donde en efecto a la mejor alternativa para que se aproveche más con todos los costos y beneficios que los cambios pueden generar, anotó finalmente el director de Fomento Minero de FONAES.

ESTAMOS OPERANDO CON LEYES DE MAS DE 50 AÑOS QUE URGE ACTUALIZAR: ROBERTO KARAM.- Por su parte, Roberto Karam Ahuad, entrevistado como director de Finanzas Populares del Fondo Nacional de Empresas Sociales de la SEDESOL, reconoce la problemática, llama el análisis respecto a la inversión extranjera, empero ante la circunstancia que padecen las regiones en cuestión en su mayoría, con requerimientos de todo, afirma enfático: «Este país nunca se diseñó pensando en los pobres».

Y el mundo -agrega- si lo dividimos, a como ha funcionado, lo podemos dividir en dos grandes campos, el campo de lo político y el campo de lo privado, que es el mercado; «Entonces, entre los dos campos, se han encargado de diseñar las leyes y los gobiernos. Todo está hecho, entre políticos y los dueños del dinero, para que las cosas funcionen bien para ellos».

Afirma que se ha buscado cambiar la realidad persistente y en este tema podemos sacar a colación el asunto de la banca social; «La forma como opera la banca de desarrollo, solamente como aportación de un ejemplo de lo mal que se manejan las cosas en el país».

Hace 55 años, en 1955, explica el funcionario, el gobierno de aquella época decidió crear cuatro fideicomisos relacionados con la agricultura; «Así se llaman, pero todo mundo los conoce como FIRA. Esos cuatro fideicomisos desde 1955 están en Banco de México».

¡Qué diablos tienen que hacer cuatro fideicomisos que apoyan la agricultura en la Banca Central! Cuestiona Karam Ahuad, quien a la vez detalla: «Bueno, pues los pusieron ahí porque en 1955 el Gobierno de entonces no encontró donde ponerlos, que hubiera posibilidades de que no se lo robaran».

Aclara que no esta en contra de que haya inversión directa e indirecta en el país, aunque sea extranjera; «El problema grave es que luego vienen empresas de fuera y son los que logran acceder a recursos baratos del estado para financiar sus proyectos en aras de que van a generar empleo».

Luego critica que el problema más grave que tenemos en México es que tenemos falsos liderazgos; «El mismo Pedro Avila Nevárez, es un crítico ¿Pero luego? Pues que no quede en la crítica; «Sí hay que cambiar las leyes, pero para eso están los legisladores y Pedrito Avila Nevárez ha sido varias veces legislador. Tampoco se vale decir que hay una ley injusta, porque sí la hay, como las leyes mineras, que se quedaron en la antigüedad, en el pasado».

Resulta -sostiene- que estamos operando con leyes de más de 50 años y que urge actualizar, pero no solo en la crítica; «Sí es injusto definitivamente que con el esquema actual, alguien que por invertir llega, explota, y se lleva el dinero. Pero eso ocurre en todo el mundo».

Sería un error no hacerlo, sería un error impedir que lleguen las inversiones, porque hay cien mil países y cien mil lugares donde esa inversión se puede ir; «No somos el único lugar en donde hay oro y plata. Entonces, ojo, es un error criticar la inversión extrajera, hay que dejarla que llegue pero para lo que no podamos hacer, aplicar el principio lógico de la subsidiariedad».

Para Roberto Karam, «hay que permitir que lleguen a hacer lo que no sabemos, como el caso de la tecnología que nosotros ni en sueños».

Subrayó que ellos, los extranjeros, manejan beneficios a base de bacterias «que nosotros veríamos solamente en una película de James Bond. Hay que traerlos, pero condicionados a que nos pasen la tecnología para luego nosotros replicarla y aprovecharla».

SI HAY EMPLEOS PARA NUESTRA GENTE, PERO CON LOS PEORES SUELDOS. LO MEJOR ES CONVERTIRSE EN EMPRESARIOS: MAURICIO MORENO.- Mauricio Moreno Portillo, de la Cooperativa Los Mineros de Neveros, aprovechamiento ubicado en la zona limítrofe entre los municipios de San Dimas y Pueblo Nuevo, habla para los lectores de El Sol de Durango. Destaca el beneficio de aprovechar los programas gubernamentales combinados con recursos propios, aunque también critica que son claras las diferencias que existen en las grandes mineras, donde los mejores empleos y sueldos son para gente de fuera, la de aquí se tiene que conformar con lo que le den.

Los Mineros de Neveros es una planta de beneficio con más de 50 empleados, aprovechamiento de plomo, con valores de oro y plata y concentrado de zinc.

Al abordar el asunto, el empresario minero explica que en este caso de con nosotros el tema va a ser diferente, porque la cooperativa está integrada por 50 mineros.

La mayoría de los pequeños mineros son de la región, explica.

Los que viven en esta parte de San Dimas y Pueblo Nuevo son los beneficiados; «En este caso somos puros mexicanos. No hay capital extranjero».

A pregunta expresa, detalla: «Aquí nos hizo favor de apoyarnos el gobierno federal por medio del programa de Activos Productivos de FONAES y de SAGARPA».

Respecto a los casos de aprovechamientos que solamente se ven pasar, dijo: «Todo mundo sabemos que las empresas extranjeras vienen sólo a ver qué se llevan».

Desgraciadamente no nos dejan ni siquiera buenos empleos; «los espacios mejor pagados son para los mismos extranjeros. Si contratan a nuestra gente, pero con sueldos muy inferiores, prácticamente de peones solamente».

Yo quisiera que muchos tomaran este ejemplo de nosotros y que otras regiones se desarrollaran como ya lo estamos haciendo nosotros y otros emprendedores de Tepehuanes, de Topia, de Guanaceví y de Canelas; «queremos ser ejemplo para los demás municipios, con aprovechamientos para gente de las regiones», afirma finalmente Moreno Portillo.

http://www.oem.com.mx/elsoldedurango/notas/n2882585.htm