México D. F., a 21 de marzo de 2012. Los que suscribimos, el Ejido La Sierrita y la organización de defensa de derechos humanos Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC), hacemos las debidas aclaraciones con respecto a la publicación en el siguiente link: http://economia.terra.com.mx/noticias/noticia.aspx?idNoticia=201303191308_REF_82087522 del pasado 19 de marzo titulado “Protestas ponen en riesgo inversión minera, señalan analistas”.

Se hace necesario recordar al periódico Reforma, al sitio Terra y a los entrevistados en la nota mencionada que la defensa de los derechos humanos está más allá de la lógica de mercado de las empresas mineras. El respeto a los derechos humanos no son un elemento que “desincentiva las inversiones mineras”, sino una obligación a seguir establecidas en las leyes mexicanas, así como también en diferentes tratados y convenios internacionales en materia de derechos humanos. Es decir, las empresas están obligadas a respetar el derecho a la tierra y el territorio de las comunidades donde se asientan, así como los derechos humanos de los trabajadores que emplean para extraer la riqueza del subsuelo, el respeto a los derechos humanos no es una opción para las empresas transnacionales mineras, es una obligación a cumplir si es que no quieren producir en un estado de ilegalidad.

Por otro lado, en la nota el señor Brendan Cahill, presidente de la empresa minera canadiense Excellon Resources Inc, asegura que la empresa le ha dado al ejido La Sierrita “concesiones de los servicios de cafetería, del transporte y preferencias en las contrataciones”. Lo que no explica es que esas concesiones son producto de un proceso de exigencia y defensa del derecho a la tierra, territorio y recursos naturales del ejido en contra de la empresa, lo que permitió que en el 2008 se firmara un contrato de ocupación temporal donde la minera se comprometió a ceder este tipo de beneficios sociales, incluyendo la construcción de una planta tratadora de agua.

Sin embargo, lo que intencionalmente no menciona es que a pesar de que estas obligaciones se encuentran inscritas en un contrato, la empresa no sólo no ha cumplido con lo estipulado, sino que incluso lo ha violado debido a que en marzo de 2011 la empresa realizó trabajos de exploración fuera de las hectáreas arrendadas sin tener el permiso de la Asamblea Ejidal de La Sierrita.
Fue por este motivo que el año pasado se emprendió una estrategia de defensa y exigencia de derechos humanos, llevando a cabo primero un proceso de diálogo con la empresa, sin embargo al no haber resultados positivos el ejido decidió llevar a cabo un plantón pacífico en tierras particulares a la entrada de la mina. Mismo que en el transcurso de los meses fue violentado por diferentes actores locales financiados por la propia empresa y desalojado finalmente con uso de violencia por un grupo de golpeadores dirigidos personalmente por el señor Robert Moore, gerente de operaciones de la empresa Excellon.

El ejido La Sierrita asesorado por ProDESC, hemos impulsado una estrategia legal para la rescisión del contrato y la cancelación total y absoluta de cualquier relación con la empresa canadiense Excellon. La pregunta que queda pendiente es al gobierno mexicano, si está dispuesto a seguir vendiendo los derechos de las y los dueños de las tierras y de los y las trabajadores de la industria minera solo por una supuesta inversión extranjera que violenta la legalidad del país y crea conflictos sociales para criminalizar cualquier acción de rendición de cuentas impulsada por los grupos afectados y por defensores y defensoras de derechos humanos.

Cabe señalar a los medios mencionados, así como al señor Brendan Cahill que la difamación contra defensores y defensoras de derechos humanos como lo intenta hacer contra ProDESC en la nota de su periódico es una acción que ha sido identificada con claridad por la Sra. Margaret Sekaggya, Relatora especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos como una de las violaciones más comunes a los derechos de las defensoras de derechos humanos en especifico quienes llevan la defensa por la tierra y el territorio de comunidades, así como las defensoras de los derechos de los trabajadores.

Nos parece de vital importancia que se escuche la versión de los directamente afectados por la empresa Excellon.

Atentamente

Alejandra Ancheita

Directora Ejecutiva del Proyecto de Derechos Económicos Sociales y Culturales

Comisariado Ejidal de La Sierrita de Galeana

Presidente Secretario Tesorero

David Espinoza Renteria Carlos Godoy Rivera Evaristo Pacheco Maciel

http://www.prodesc.org.mx/?p=1129