Sergio Almazán, director de la Cámara Minera de México (Camimex)

 vienem
. (Foto: )

Martes 16 de abril de 2013 Luis Carriles | El Universal

luis.carriles@eluniversal.com.mx

El sector minero de México debe de prepararse para una época de malos tiempos, y los cambios que se vayan a llevar a cabo en su régimen fiscal deben pensar en que los ciclos de buenos precios podrían terminar pronto, dijo Sergio Almazán, director de la Cámara Minera de México (Camimex).

En entrevista, el funcionario explicó que “hubo un derrumbe en el precio de los metales preciosos y en especial los precios del oro fueron los más afectados en los últimos días con una pérdida de más de dos dólares”.

Los cambios en las cotizaciones son el aviso de que se necesita tener mucha seguridad en los pasos a seguir, hasta ahora han sido 10 años de relativa calma en el sector con precios positivos pero ahora se necesita reforzar la seguridad jurídica y fiscal de los mineros en México, dijo.

El sector minero tuvo un mal día en los mercados con su mayor caída en 18 meses y llegó a su nivel más bajo en dos años, provocada por los malos datos económicos de China, que no crecería en este 2013 como se esperaba, y es el mayor consumidor mundial de este metal.

El funcionario dijo que los cambios al régimen fiscal deben tomar en cuenta que la minería es una industria con largos periodos de maduración y necesita de esquemas fiscales de ese tipo para dar certidumbre a los inversionistas y que puedan llevar a cabo sus proyectos.

El precio del oro se redujo en 6.3% y terminó sobre los mil 400 dólares la onza. China provocó ventas de pánico en el mercado que le pegaron a los metales preciosos. La plata cayó 10% a 23.27 dólares la onza, el platino a la baja con 3% a mil 439.99 dólares la onza y el paladio bajo 6%, a 665.75 dólares.

Desde el punto de vista de la Camimex, los cambios que se deben de hacer en el régimen fiscal deben tomar en cuenta la necesidad de convertir a México en un captador de inversión extranjera y tomar como referencia lo que se hace en otros países mineros.

Las referencias que se tienen son comparaciones con países mineros como Chile, Canadá, Estados Unidos y Perú. De hecho, este último es el que paga el porcentaje más alto de impuestos y derechos, que es superior al 40% e incluye el reparto de utilidades a los trabajadores (PTU), el impuesto sobre la renta (ISR) y los derechos de minería.

Dijo que se necesita mantener un esquema fiscal predictible donde haya seguridad sobre lo que se está haciendo, pero debe ser acompañado de medidas que sirvan para abatir los altos costos de energía que hay en México y revisar los derechos de agua que representan un costo adicional al de otros países mineros.

La Camimex señala que no se cuenta con estímulos fiscales como en otros países a pesar de que hay cerca de 24 mil millones de dólares en inversiones y se compite en el mercado internacional de precios de metales.

Las firmas mineras en México invirtieron en los últimos 3 años, 16 mil 500 millones de dólares y sus proyectos en 2013 suman otros 8 mil millones de dólares.

 

http://www.eluniversal.com.mx/finanzas/101842.html