Organización Editorial Mexicana
14 de abril de 2013

 
Martha Elva Gonzalez/El Sol de México

Ciudad de México.- La Confederación Nacional Campesina considera «un gran triunfo de la justicia mexicana» que la minera canadiense «Goldcorp» devuelva a los ejidatarios de Zacatecas la mina más grande de oro, plata, cobre y zinc, con reservas probadas de 20 mil millones de dólares, ya que los tribunales federales determinaron que la sentencia sea ejecutada de inmediato.

Recordó que para establecerse en 600 hectáreas de cuatro ejidos, en complicidad con funcionarios de la pasada administración federal, la minera Goldcorp reubicó a las familias de los ejidatarios zacatecanos, dueños de las tierras y para ello se valió de «contratos de ocupación temporal, de falsificación de títulos agrarios y de engaños y la fecha, muchos de ellos, no cuentan con escrituras y carecen de los servicios básicos, en las zonas donde fueron reubicados».

«Sin embargo, no todos los ejidatarios aceptaron las condiciones impuestas por la trasnacional y acudieron, a las autoridades mexicanas, 29 familias de ejidatarios encabezados por el presidente del comisariado ejidal Manuel Ordóñez Saucedo, Héctor Manuel Ordóñez y Daniel Mendoza Barbosa, quienes demandaron a Goldcorp, y en un proceso jurídico inédito, que pudo haber durado años, este proceso duró sólo cuatro.

Los ejidatarios han manifestado que «no quieren tener ningún trato o negociación con la mencionada empresa minera canadiense», debido a que los han explotado y robado sus tierras de manera ilegal.

«El 17 de enero de 2013, el magistrado Serafín Salazar Jiménez, determinó que el consorcio tiene que devolver las tierras que ocuparon de manera ilegal, ya que los convenios de ocupación temporal no son legales y esa empresa nunca las compró, así, la justicia federal amparó y protegió a los ejidatarios, frente a Goldcorp.

Las partes se reunirán el próximo martes 16 abril, en el Tribunal Unitario Agrario de Zacatecas, para iniciar el proceso de ejecución y Goldcorp ya no tiene opciones, ninguna legal, para negociar o ampararse.

El conflicto agrario jurídico inició en 2009 y los tribunales determinaron que la sentencia sea ejecutada de inmediato, ello implica que la minera Peñasquito (filial) tendrá que restituir a los ejidatarios zacatecanos sus tierras, es decir, el terreno en el que se aloja el tajo más grande, a cielo abierto, de oro y plata de México y uno de los más grandes del mundo.

La justicia federal documentó episodios de engaño y abusos, por parte de Peñasquito, filial de Goldcorp, empresa de capital totalmente canadiense, que explotaba los minerales, violando, desde hace cinco años, el régimen jurídico mexicano, «y esto sólo puede suceder con indispensables cómplices, en el gobierno federal anterior», dice la CNC.

En el municipio de Mazapil, ubicado en el desierto zacatecano, la empresa trasnacional, líder mundial en manejo de metales preciosos, inició actividades a principios de 2005 sobre cuatro ejidos, El Vergel, Mazapil, Cerro Gordo y Los Cedros, denominando al complejo Peñasquito y hoy es la mina más grande de oro de América Latina, mientras que se ha convertido en una historia de abusos y de corrupción en nuestro país.

Goldcorp, encabeza el mercado de los metales a nivel mundial, ha tenido un rápido crecimiento en Estados Unidos, como productor de oro de alto nivel y su estrategia mundial de inversión se basa en mantener bajos costos de producción, lugares que tengan bajo riesgo político e invertir a través de la política de dividendos, que de acuerdo con sus propias cifras, el corporativo canadiense crecería 70 por ciento, en los próximos cinco años.

Invirtió mil 500 millones de dólares en Peñasquito y antes erogó mil millones de más, para trabajos de exploración, la mina tiene 22 años de vida útil y muchos la conocen como el «Dorado mexicano», su presidente Kevin McArthur, habría comentado estar especialmente satisfecho con esta inversión, considerando que Peñasquito se convirtió en la más grande mina de metales preciosos y a más bajo costo.

La empresa cotiza en la bolsa de valores de Nueva York y Toronto, fácilmente sus inversiones rebasan los mil 500 millones de dólares y hasta hoy, Goldcorp México no ha informado a sus accionistas internacionales, de este conflicto jurídico que han perdido y de que tendrán que devolver la mina a sus legítimos dueños y en sus informes a ellos, que son públicos, se documentan más de 2 mil millones de dólares de utilidades de 2010 a 2013.

Tiene reservas probadas de oro, plata, cobre y zinc por un monto que rebasa los 20 mil millones de dólares, a razón de una producción de 500 millones de onzas de oro anual y la empresa emplea a más de 3 mil 500 trabajadores.

 

http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n2948717.htm