Posted on may 20, 2013

Zacarías Cervantes

Chilpancingo

A pesar de que Guerrero es una de las entidades con más potencial minero en el país y existen 713 concesiones otorgadas por el gobierno federal por medio de la Secretaría de Economía (SE) para la explotación de yacimientos minerales, existe una sub explotación de los recursos, pues sólo son seis las concesiones que están trabajando.

La mayoría de las concesiones, se encuentran suspendidas por situaciones sociales debido a la oposición de los pueblos, como ocurre en las regiones de la Montaña y Costa Chica con tres concesiones, y en la región de la Costa Grande con 98.

Otra de las causas es el factor económico, puesto que la mayoría de los concesionarios son pequeños mineros sin recursos para la exploración y posterior explotación de los yacimientos.

Debido a ello, la administración de Ángel Aguirre Rivero ha pedido al gobierno federal la información necesaria y una participación más directa, a fin de que el gobierno del estado pueda dar el acompañamiento a las empresas y los proyectos puedan prosperar, pues en el  decreto que reforma las leyes Minera y de Coordinación Fiscal, aprobado el mes pasado, se establece que las firmas mineras pagarán anualmente a los estados un derecho del 5 por ciento sobre sus ingresos acumulables netos, lo que implica ingresos en el caso de Guerrero de aproximadamente 35 millones de dólares.

Consultado al respecto, el secretario de Desarrollo Económico del gobierno del estado, Enrique José Castro Soto, informó que, aunque las concesiones son autorizadas directamente por el gobierno federal, mediante la secretaría de Economía, la dependencia a su cargo tiene conocimiento de que han sido otorgadas 713 concesiones para la exploración de yacimientos minerales, de los cuales sólo seis están en su etapa de explotación, “obviamente la mayoría de las concesiones no están siendo operadas por factores sociales, pero sobre todo por factores económicos”, dijo el funcionario.

Explicó que la minería en Guerrero en su mayoría son pequeños mineros gambusinos los que trabajan diferentes minerales como el mármol en la región Norte del estado, arcilla en diferentes regiones “y este es el bloque más importante de las 713 concesiones mineras que la Secretaría de Economía ha emitido”, dijo.

Sin embargo, dentro de las seis concesiones que ya se están trabajando se encuentra la mina considerada la más grande de América Latina, que es Los Filos/Bermejal, ubicada en el ejido de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, en donde trabaja la minera canadiense Goldcorp.

Las seis concesiones que se encuentran trabajando están en Los Filos y Mezcala, municipio de Eduardo Neri, por Goldcorp. Así como en Campo Morado, municipio de Arcelia, donde trabaja la Minera Farallón México; en Cocula donde trabaja la empresa Media Luna y Mochitlán del grupo Peñoles, todas se enfocan en la explotación del hierro, plata, zinc y oro.

En el gobierno del estado no existe información detallada del estado que guardan las otras 707 concesiones que no están siendo trabajadas, según Castro Soto porque las solicitudes no se hacen al gobierno del estado, y que, por eso, “el gobernador hizo esa solicitud de manera respetuosa” al secretario de Economía del gobierno federal, Idelfonso Guajardo Villarreal, porque las solicitudes de las concesiones las otorga el gobierno federal”.

Explicó que el hecho de entregar una solicitud para concesión no necesariamente implica que se vaya a desarrollar un proyecto, “por eso es el interés del gobernador de participar, para garantizar que los proyectos se puedan llevar a cabo y para vigilar que estos proyectos sean congruentes con el cuidado de la comunidad, con el desarrollo social y económico, y con el cuidado al medio ambiente de las comunidades, pero también respetar las costumbres y la ideología de los ejidos y las comunidades”, dijo el funcionario.

Agregó que el objetivo es, “cuidar la inversión, pero también cuidar a nuestra gente y los temas de interés que tienen estos”.