Alertan en México sobre desinversión en la minería

Nov 4, 2013

Brasil, México

El presidente de la AIMMGM, Ing. José Martínez Gómez, precisó que la situación puede llevar a que se registre un nivel de desinversión de hasta 60% en México que se reubicaría principalmente en otras naciones latinoamericanas, en particular Brasil.

Tienden a la baja precios internacionales de minerales preciosos e industriales, dijo Martínez.

  • Lun, 04/11/2013 – 09:39
  • 0 Comentarios

Acapulco, México, PRNewswire. «La minería en México se encuentra en riesgo de desinversión y, por ende, de relocalización de proyectos en otras naciones debido a que varios factores están incidiendo para que el país se ubique como uno, sino como el más caro del mundo para la producción de minerales preciosos e industriales», advirtió el presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), Ing. José Martínez Gómez.

«A pesar de la relevancia de la minería, no estamos siendo escuchados», dijo el líder de la AIMMGM poco antes de la ser inaugurada oficialmente la Trigésima Convención Mundial de Minería, en la Expo de Mundo Imperial.

«Es un hecho que habrá una baja en los precios de minerales preciosos e industriales a nivel internacional –en un promedio general de 26% menos- que redundará en una menor rentabilidad. Por tanto, los inversionistas que aportan sus capitales buscarán los países que ofrezcan mejores condiciones tanto legales como fiscales y que den certidumbre y posibilidades de recuperación óptima de los capitales», agregó Martínez Gómez.

En ese sentido dijo que la reforma fiscal que se analizará en el Congreso de la Unión prevé la elevación de impuestos a la producción minera –un royalty de 7,5%- que colocará a México como uno de los países más caros en materia tributaria y, por tanto, lo sacará de la competencia mundial por la atracción de capitales destinados a la minería.

Dio un ejemplo: «el país más caro del mundo para producir minerales tiene una tributación global de 42%. En México actualmente está en alrededor de 40%. Con el royalty, el nivel de tributación puede llegar a ser de hasta 57%, que es demasiado elevado».

México solía captar más de 50% de los US$12 mil millones de inversiones bursátiles canadienses orientadas a la minería en Latinoamérica. Este año sólo se captará 18%, en tanto que Brasil se llevará 60% del total de recursos.

A ello hay que agregar que en México se tiene un costo de energía cara y no hay incentivos a la exploración que es uno de los costos más altos que tiene la industria ya que permite ir valuando y revaluando los yacimientos hasta que se considera ya son rentablemente explotables.

Lo anterior puede llevar a que se registre un nivel de desinversión de hasta 60% en México que se reubicaría principalmente en otras naciones latinoamericanas, en particular Brasil.

«Si en México se mantiene la situación actual tanto fiscal como jurídica hay la perspectiva de que se puedan crear 100 mil empleos directos en los próximos años», remarcó el dirigente de la AIMMGM.

Martínez Gómez explicó que buena parte de los capitales para financiar la producción minera en el mundo se obtienen de los mercados bursátiles. Por ejemplo, Canadá aporta 70% de todos los fondos mundiales para la minería. La previsión es que si México se sigue encareciendo como país para la producción minera, esa inversión se vaya a otras naciones en busca de mejor rentabilidad.

Precisó que México solía captar más de 50% de los US$12 mil millones de inversiones bursátiles canadienses orientadas a la minería en Latinoamérica. Este año sólo se captará 18%, en tanto que Brasil se llevará 60% del total de recursos.

Lo que está en riesgo, aparejado a la desinversión es la potencial afectación en el empleo. Hoy en día, la minería en México da trabajo directo a alrededor de 328 mil personas y, de manera indirecta, a dos millones de personas.

Adicionalmente, como nación, sea afectará la captación de divisas internacionales. «La minería en México representa el cuarto sector industrial que más divisas genera para el país –con alrededor de 22 mil millones de dólares-, después de la industria automotriz, laelectrónica y el petróleo», dijo el presidente de la AIMMGM.

Agregó que esa cantidad de divisas es 77% más lo generado por el turismo y ligeramente superior a las remesas que han estado cayendo. Con una desinversión, habría efectos en la captación de divisas a nivel país».

Lo que está en riesgo también es que hay más de 15 proyectos mineros que iniciarán operaciones entre 2013 y 2015. Además hay más de 35 proyectos en exploración avanzada que actualmente están en marcha en las dos terceras partes de las entidades federativas del país, muchos de los cuales podrían volverse proyectos de operación en los próximos tres años, generando un flujo de capitales muy importante para el país.

En ese sentido «Pudiera haber una retracción en esta inversión si no se avizoran márgenes adecuados de rentabilidad y retorno de la inversión», concluyó Martínez Gómez.