Denuncia sindicato minero agresión de empresa Excellon

Detuvieron sin orden judicial a sindicalistas y otras personas

Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Jueves 14 de noviembre de 2013, p. 17

Mineros y campesinos del ejido La Sierrita fueron nuevamente víctima de agresiones, violación de sus garantías individuales, allanamiento de sus casas, intimidación, amenazas y muchas otras violaciones a sus derechos, por parte de la empresa canadiense Excellon Resources, la cual, para ello, recurrió al apoyo de fuerzas policiacas del estado de Durango.

El sindicato nacional de mineros denunció que con el propósito de amedrentarlos, fueron agredidos y detenidos con violencia durante varias horas diversos dirigentes sindicales de la sección 309 del gremio, así como campesinos de este ejido, en una más de las acciones ilegales realizadas por la firma minera trasnacional en México, la que ha violado derechos de los trabajadores, como el de libertad sindical, así como diversas leyes.

Indicó que con el pretexto de una investigación y sin orden judicial se introdujeron en domicilios de los trabajadores, donde fueron agredidos varios mineros, así como sus familiares.

Esta organización calificó de intolerable esta nueva agresión y detalló que fueron víctimas de estos hechos, entre otros: Omar Pacheco, Francisco Pacheco, Adolfo Gómez Chareo, Julio Orona, Luis Orona, Ricardo Calderón y Héctor Pacheco, a quienes detuvieron policías del estado de Durango sin una orden judicial, atropellando en el acto a familiares y compañeros. Horas después fueron liberados.

Sergio Beltrán Reyes, secretario del interior, exterior y actas; José Ángel Hernández Puente, tesorero, y Juan Linares Montúfar, secretario del comité nacional de vigilancia y justicia del sindicato nacional de mineros, informaron de dicha agresión y plantearon que la empresa canadiense ha actuado ilegalmente en contra de los mineros auténticos y campesinos de la región en varias ocasiones, usando la fuerza pública con el propósito de provocar el miedo, para que ambas partes se desistan de las acciones legales que tienen en contra de esta compañía.

Explicaron que el sindicato minero interpuso una demanda de titularidad de contrato colectivo a fin de que los trabajadores libremente decidieran pertenecer al sindicato de su preferencia, pero la empresa ilegalmente intervino para impedirlo, por lo que actualmente el juicio subsiste y el trámite ha regresado a la junta local de Durango. A manera de amenaza la empresa despidió a 46 mineros que manifestaron abiertamente su voto a favor del gremio que encabeza Napoleón Gómez Urrutia.

Además, hay un proceso legal en el Tribunal Agrario por parte de los campesinos contra la empresa Excellon, por incumplimiento de un convenio por la firma canadiense, la cual actualmente está ocupando ilegalmente las tierras de los ejidatarios.

El sindicato pidió la intervención de las autoridades federales; demandó celeridad en los respectivos juicios y pidió la solidaridad nacional e internacional, y en particular de organizaciones como el sindicado mundial IndustriALL Global Union, a favor de estos mineros y campesinos.

http://www.jornada.unam.mx/2013/11/14/politica/017n1pol