La Jornada de Oriente | 15 de noviembre de 2013.

Vecinos de Ixtacamaxtitlán denunciaron que personal y emisarios de la empresa canadiense Almaden Minerals los hostiliza y además ha iniciado la invasión de terrenos con miras a explotar a cielo abierto yacimientos de metales preciosos en esa región de la Sierra Norte de Puebla.

Debe tomarse con absoluta seriedad la denuncia que hacen los campesinos serranos, y además es importante que también se hagan los trámites legales correspondientes para poder evitar que la empresa continúe con su campaña de acoso.

No se percibe de parte del gobierno federal ni del estatal la menor intención por defender los intereses de las comunidades donde las compañías nacionales y extranjeras dedicadas a la minería han puesto la mira, a pesar de que académicos e investigadores han advertido sobre los riesgos que implica la actividad extractiva para el medio ambiente y la salud humana.

En esa tesitura, las comunidades han ido organizándose para evitar que las mineras aprovechen la ausencia de las autoridades; sin embargo, es preciso insistir en el llamado a que los gobiernos federal, estatal y los municipales se apresten a evitar, desde sus respectivos ámbitos de competencia, la instalación de minas y plantas hidroeléctricas, porque sus efectos son nocivos por donde quiera que se le vea y además se trata de proyectos que no gozan del apoyo popular, sino todo lo contrario.

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2013/11/15/frenar-el-acoso-a-las-comunidades/