Javier Puga Martínez | La Jornada de Oriente |

Martes 5 de noviembre de 2013.

Más de 500 pobladores de diferentes comunidades del municipio de Ixtacamaxtitlán exigieron al gobernador Rafael Moreno Valle que explique por qué entregó toda clase de facilidades a la empresa minera canadiense Almaden Minerals para instalarse con la finalidad de abrir un yacimiento de oro a cielo abierto.

En una caravana de más de 40 vehículos que recorrió durante el sábado los diferentes poblados de Ixtacamaxtitlán, agrupaciones como la Unidad Indígena Totonaca y Náhuatl, el Consejo Tiyat–Tlali, Tetela hacia el Futuro y otras agrupaciones se sumaron expresando su apoyo contra la minera.

De acuerdo con la organización Voces de la Tierra, en Santa María Sotoltepec se efectuó un foro por la tarde en que fueron compartidas las experiencias de los habitantes de Olintla, Tetela y Zautla para enfrentar y detener a los llamados “proyectos de muerte”.

Incluso cuando la caravana se efectuó en plena celebración de Día de Muertos fue recibida con entusiasmo por los vecinos de los poblados donde cruzó, en donde el mensaje fue de unidad ante la “amenaza minera”.

“Queremos decirles que no están solos. Venimos con mucho respeto porque ésta es para todas comunidades y para toda la Sierra Norte, y la tenemos que parar nosotros, no el gobierno federal ni la gente de otros estados, somos nosotros”, expresaron los organizadores que informaron cuáles son las consecuencias de la minería a cielo abierto.

En caso de que Almaden abra una mina de estas características, las consecuencias no sólo serán para el municipio, sino para el río Apulco y toda la cuenca del Tecolutla, además de que habrá contaminación atmosférica esparciéndose por toda la región.

“El pueblo de Santa María Sotoltepec tiene la dignidad y la capacidad de sobrevivir sin la empresa minera. También les venimos a decir que los daños que se generen serán para toda la cuenca. Los proyectos mineros han sido rechazados en varias comunidades no sólo de Puebla, sino también en Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Guerrero y Chiapas”.

Asimismo, los integrantes de la caravana indicaron que de permitirse los trabajos en Ixtacamaxtitlán se le abrirán las puertas a Almaden para que pueda extenderse a otras zonas de la Sierra Norte, donde también tiene concesiones.

Se sabe que esta minera canadiense también adquirió otras concesiones para explorar en otros municipios como Zautla, Libres, Ahuazotepec y Tepeyahualco.

Tan sólo en Ixtacamaxtitlán, en la zona de Sotoltepec, Almaden tiene concesionadas para explorar 55 mil 990 hectáreas; la empresa continúa con los trabajos, a pesar de las inconformidades de organizaciones civiles por los daños brutales para la población y el medio ambiente.

A través de su filial Minera Gavilán, desde hace 10 años comenzaron los diagnósticos sobre la factibilidad del terreno para la explotación de oro; en 2008 se dio la concesión para explorar 55 mil 990 hectáreas en la zona por 50 años, y en 2010 inició la instalación de barrenos para la exploración del subsuelo. Estos permisos de exploración son otorgados por la Secretaría de Economía federal y la Semarnat expidió autorizaciones en materia ambiental.

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2013/11/05/marchan-en-ixtacamaxtitlan-contra-la-minera-canadiense-almaden-piden-a-rmv-explicaciones/