El senador reiteró que su posición no es en contra de la minería como actividad productiva, sino de aquellos proyectos que, en aras de un beneficio económico, atentan irreversiblemente contra la sustentabilidad de los recursos naturales en Baja California Sur.

El senador sudcaliforniano Carlos Mendoza Davis presentó un punto de acuerdo para que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Comisión Nacional del Agua, rindan informe respecto al estado que guardan las solicitudes para el aprovechamiento de aguas subterráneas hechas por parte de empresas mineras en la zona conocida como El Arco.

“Estamos atendiendo un planteamiento de los pobladores del municipio de Mulegé, que han manifestado preocupación por la eventual operación de una mina a cielo abierto en la región de El Arco, que se ubica en el límite de los estados de Baja California y Baja California Sur, precisamente por el impacto negativo que ésta pudiera tener sobre los acuíferos que abastecen a las poblaciones del valle de Vizcaíno, Guerrero Negro, el ejido Jesús María y toda la Pacífico Norte”, señaló el senador Mendoza, tras apuntar que en el mismo sentido los legisladores federales de Baja California Sur recibieron el pasado 5 de diciembre un exhorto por parte del Congreso del Estado.

En el acuífero del Vizcaíno, dice el punto de acuerdo del senador Mendoza Davis, “no existe actualmente disponibilidad para otorgar nuevas concesiones para el aprovechamiento de aguas subterráneas”. Aunado a lo anterior, señala que la zona “tiene una característica muy especial desde el punto de vista biológico y ambiental, toda vez que se ubica entre dos áreas naturales protegidas: Valle de los Cirios y la Reserva de la Biósfera de El Vizcaíno”.

La minería metalúrgica a cielo abierto, abundó Carlos Mendoza, demanda grandes cantidades de agua, que van de los 9 a los 14 millones de metros cúbicos al año, y en el caso concreto, se habla de extraerla directamente del acuífero del Vizcaíno, lo que a su juicio es inviable, pues con la operación de un proyecto así, “se estaría poniendo en peligro la fuente de vida de toda una región”.

“Necesitamos aclarar el tema del acuífero denominado Llanos del Berrendo, en Baja California, pues se deriva de la modificación a los límites del acuífero Vizcaíno, así como conocer a ciencia cierta las autorizaciones solicitadas para la operación de proyectos mineros en la zona, por lo que hacemos el llamado inmediato a las autoridades federales”, detalló Mendoza Davis.

El senador reiteró que su posición no es en contra de la minería como actividad productiva, sino de aquellos proyectos que, en aras de un beneficio económico, atentan irreversiblemente contra la sustentabilidad de los recursos naturales en Baja California Sur, en zonas, por ejemplo, donde la característica común es la escasez de agua.

 

 

http://www.tribunadeloscabos.com.mx/newpage2/index.cfm?op=por&recordID=211806&seccion=Portada&tit=Solicita%20Carlos%20Mendoza%20a%20Semarnat%20informe%20sobre%20minera%20a%20cielo%20abierto%20en