Por Juan Carlos Flores y Javier Santos, corresponsales
mar, 25 mar 2014 19:35
protesta zacualpan (1).jpg

Protesta de comuneros contra la instalación de la mina en febrero pasado. Foto: Juan Carlos Flores

México, DF. Los gobiernos de Colima y federal acordaron con los comuneros de Zacualpan no permitir la instalación de la mina de oro que pretende en esa comunidad el empresario Rigoberto Verduzco Rodríguez, informó Ernesto Pasarín Tapia, delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Reveló que no hay solicitud o trámite alguno para la instalación de la mina o cambio de uso de suelo ni en la delegación ni en las oficinas centrales de la Semarnat, y agregó que aunque presente dicho procedimiento no permitirían la instalación del socavón por el impacto ambiental

El delegado de la Secretaría de Economía (SE), Agustín Trujillo, quien participó en el acuerdo, recordó que en 1995 le fue otorgada una concesión para operar una mina en Zacualpan a Adolfo Pineda; al fallecer, sus herederos formaron la empresa Gobfer SA de CV, que aparece como responsable de la concesión, y ha pagado puntualmente los derechos de ley.

Sin embargo, la concesión, por 50 años, tiene validez para la explotación de 100 hectáreas, pero después de cinco metros el subsuelo y sus recursos naturales son propiedad de la nación, por lo que se requiere una autorización previa del gobierno de la República para explotarlos, esto con base a una serie de requisitos.

El Registro Agrario Nacional, por su parte, informó que reconocerá la validez de la asamblea comunal de Zacualpan realizada el 23 de febrero pasado, que declaró a la comunidad como zona libre de minería.

Antes, en reunión con el secretario estatal de Gobierno, Rogelio Rueda Sánchez, los comuneros firmaron un acuerdo de manifestación “contra cualquier actividad que afecte o ponga en riesgo los manantiales de Zacualpan, fuente de abasto de agua de miles de habitantes del estado, particularmente de la zona conurbada Colima-Villa de Álvarez”.

En Tequesquitlán, un pueblo de unos dos mil habitantes del municipio de Cuautitlán de García Barragán, Jalisco, ejidatarios nahuas que rechazan la presencia de la empresa de origen chino Gan-Bo acordaron cuidar la integridad de la placita y la iglesia del poblado, pues tienen indicios de que la compañía realiza exploraciones en busca de un yacimiento de oro y diamantes.

La minera fue clausurada por el Tribunal Agrario de Colima hace más de seis meses por alterar actas de asambleas ejidales, carecer de estudios de impacto ambiental, contaminar mantos freáticos, dañar el medio ambiente y la salud, pero no se van porque existe mucho oro en la zona y por ello siguen trabajando sigilosamente sin importarle los sellos, dijo Gregorio Zamora Escobar, comisariado ejidal de Tequesquitlán.

En una reunión a puerta cerrada, un ex trabajador de esa empresa dijo a los ejidatarios que se cree que debajo de la plaza principal y la iglesia del poblado se encuentra la mayor veta de oro y diamante y que Gan-Bo excava túneles para explotarla.

“Ellos tienen escarbado más o menos como unos 100 metros y 70 de profundidad. (Bajo) las calles aledañas al jardín de la plaza (hay) puros diamantes”, y en los cerros han instalado equipo para medir coordenadas y saber todo tipo de materiales que existe en esa zona, remató.

El delegado municipal Nicolás Rodríguez Ramos dijo que lo del túnel es “información que no tengo comprobada, ojalá no sea así, y si es así que la autoridad investigue”, dijo, y criticó que los chinos sigan entrando y saliendo del edificio en vehículos a pesar de contar con sellos de clausura. Ellos habitan edificios situados a escasos dos kilómetros del pueblo.

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/03/25/gobiernos-federal-de-colima-y-los-comuneros-no-permitiran-instalacion-de-mina-de-oro-4328.html