consejotlali3

Sierra Norte de Puebla, a 3 de Abril de 2014

Al pueblo de Carrizalillo, Guerrero

Presente:

Hermanas y hermanos:

Los hombres y mujeres que convergemos en el Consejo Tiyat Tlali saludamos la digna lucha del pueblo de Carrizalillo por dignificar su relación con la empresa Desarrollos Mineros de San Luis, S.A. de C.V. filial de la trasnacional Goldcorp Inc.

Ante la delicada y compleja situación por la que atraviesan por ejercer su derecho soberano como Ejido, les queremos hacer patente nuestra solidaridad y sepan que su resistencia nos alienta en contra los proyectos mineros que se ejecutan en todo el país.

Somos dueños originarios poseedores de los territorios ancestrales, por cuyas entrañas llevamos a cuestas la paradoja: montañas de riqueza, habitadas por pueblos en pobreza. La riqueza es nuestra, la pobreza la generaron ellos con sus modelos económicos que hoy amenazan nuestra cultura.

Ante semejante despropósito, no hay duda o equivoco: se está exterminando la vida, por eso la urgencia de detener un modelo de producción y de acumulación que devasta nuestros modos de vida basado en el cuidado y protección de nuestra tonazincalli.

Reconocemos el valor que han mostrado en detener el proyecto minero y exigimos a la empresa que les sean reconocidas sus justas demandas, garantizando el bienestar comunitario sobre la devastación y muerte, y muchos daños a la salud que son irreparables.

Si no luchamos por detener la muerte de nuestra Madre Tierra que llevan a cabo el Estado y las empresas privadas, -vía la extracción incesante de su riqueza- se pone en riesgo la viabilidad de la vida en el planeta. Se trata de ponderar un elemento común: la defensa de los lugares de siembra, del lugar que provee vida, que sostiene a nuestras familias y la vida comunitaria. Pero esta visión se confronta con la de un sistema imperante para quien la tierra es un recurso natural, una mercancía a la que se le asigna un valor monetario.

En la memoria que tejemos desde la vida comunitaria, defendamos nuestra Madre Tierra, fuente de vida y sabiduría milenaria. No permitamos que nos los arrebaten los barones del dinero.

Hacemos nuestras sus reivindicaciones y exigimos respeto a la decisión de sus órganos de gobierno por el bien de todos los habitantes de Carrizalillo.

A T E N T A M E N T E

Consejo Tiyat-Tlalli

“EN DEFENSA DE NUESTRO TERRITORIO”