* Las comunidades más afectadas están donde hay vetas de oro, dice la organización

HERCILIA CASTRO /

Acapulco, 2 de febrero. La violencia desplaza en cientos de comunidades de todas las regiones de Guerrero.

No hay comunidad que no viva lo que niegan los gobernantes, ese cóctel de violencia y sangre, extorsiones, cuotas, pago de piso, éxodos, llanto y dolor silencioso, rabia contenida.

Desde el presidente Enrique Peña Nieto hasta el gobernador Héctor Astudillo Flores, niegan que desde hace 12 años hay una crisis humanitaria en la entidad, afirma el activista Bertoldo Martínez Cruz.

En entrevista, asegura que las ejecuciones no son entre bandas delictivas, como declaran las autoridades: “la causa de todo lo que está sucediendo no es el problema del narcotráfico, la cuestión del estupefaciente: son las mineras”.

Datos oficiales actualizados hasta el 4 de enero de 2016, públicos en la página de la Secretaría de Economía (SE) y del Servicio Geológico Mexicano (SGM) y finales de 2015, datan que las mayores empresas mineras canadienses se han establecido en el municipio de San Miguel Totolapan.

Tan sólo desde 2013, más de 10 comunidades de ese municipio emigraron a municipios vecinos en un éxodo masivo lleno de llanto por el desplazamiento forzoso y muertes sin sentido.

Muchos llegaron al municipio costeño de Tecpan de Galeana, otros más a Chilpancingo, sin dinero, pertenencias, sin trabajo, solicitando ayuda al gobierno del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, pero sin ninguna respuesta.

Como ejemplo, la mina Petlacala, propiedad de la minera canadiense Cortez Gold Corp y que se encuentra en ese municipio, ya está en fase de exploración para la explotación de oro, plata, plomo, zinc y cobre.

“La propiedad Petlacala está localizada en el sur de México, en la parte central del estado de Guerrero, municipio de San Miguel Totolapan, aproximadamente al 55 kilómetros al sur de Arcelia y cuatro kilómetros al oeste de la aldea de Petlacala. La propiedad abarca 3 mil 182 hectáreas y consiste en un bloque de cuatro concesiones de exploración contiguos situados al oeste de la aldea”, dice el documento público en el portal de la SE.

Martínez Cruz, dirigente del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (Fodeg), indicó que tan sólo en 2010, la SE había otorgadas 630 concesiones de minas en todo Guerrero “y eso lo digo porque tenía la información a la mano”.

De los pueblos aledaños a Ciudad Altamirano, en la región Tierra Caliente donde se han dado asesinatos a familias completas como mensaje para que se vayan de los pueblos, Martínez Cruz especifica que el Estado permite este tipo de mensajes que siembra el terror” y lo hace “porque hay impunidad”.

“¿Quién quiere denunciar?, denuncia, denuncias y te matan, la gente tiene miedo”, dijo.

Relató que aproximadamente hace 10 años, el problema del narcotráfico ni siquiera se comentaba a pesar de existir; “éramos muy poquitos los que denunciábamos el caso de la delincuencia organizada”.

Recalcó que las mineras son las que están desplazando las comunidades por medio de la violencia y los múltiples asesinatos en pueblos: “definitivamente es desplazar, la zona de Coyuca de Catalán (Tierra Caliente), Petatlán y Tecpan, están llenas de minas”.

La Red Mexicana por los Afectados de la Minería (Rema), muestra que actualmente, son 860 concesiones mineras, la mayoría a empresas chinas, canadienses y estadunidenses.

Sin embargo, 124 concesiones se encuentran en postergación o cancelación, lo que no significa que no puedan volver a solicitarla modificar sus estudios de impacto ambiental, asegura Rema.

De las activas en fase de exploración, desarrollo, proyecto u explotación son 665, algunas de esas empresas mineras tuvieron que retirarse por la inseguridad, entre comillas, pues la concesión sigue, y estas pueden ser hasta por más de 60 años.

Por orden alfabético de las concesiones vigentes, para Acapulco son 7, para municipio de Ahuecotzingo 2, Ajuchitlán del Progreso 5, Apaxtla de Castrejón 8, Arcelia 22, Atenango del Río 6, Atlixtac 5, Atoyac de Álvarez 3, Ayutla de los Libres 7, Azoyu 3, Buenavista de Cuellar 17, Chilapa la comunidad más golpeada por la violencia, curiosamente aparece con una sola concesión.

Chilpancingo de los Bravo, 43 concesiones, Coahuayutla de José María Izazaga 8, Cocula lugar de “la verdad histórica” de la PGR en torno a la versión de los normalistas desaparecidos en 2014, aparece con 10 concesiones vigentes, y como ahora se sabe, Cocula se ubica sobre la veta más grande de oro, botín de las empresas extranjeras que esperan ya terminar de adueñarse de la zona.

Coyuca de Benítez aparece con 5, Coyuca de Catalán con 53 concesiones Cuetzala del Progreso 6, Eduardo Neri 46, General Heliodoro Castillo 16, Huitzuco de los Figueroa 15, mientras que Iguala sólo 7, municipio de José Azueta 49, mientras que La Unión tiene 44 concesiones mineras.

Petatlán cuenta con 28, mientras que el desafortunado San Miguel Totolapan tiene 60, Taxco de Alarcón cuenta con 42, Tecpan 8, Teloloapan 17, Tetipac 36, Tixtla 3, Tlapehuala 5 y Zirándaro 23 concesiones otorgadas.

Las empresas mineras extranjeras más activas son las que poseen las minas Media Luna, Los Filos, Corazón de las Tinieblas, El Tibor, Aurea Sur, Ana Paula, Vianey- Guerrero, Papanoa 1 y 2, La Florida, entre otras.

También, es en donde más ejecuciones extrajudiciales y desaparecidos hay, como en Cocula, San Miguel Totolapan, Arcelia, Coyuca de Catalán, Petatlán, La Unión, Iguala, Zihuatanejo, Tecpan, Chilpancingo y Acapulco, y donde la gente jamás denunciará por la complicidad entre empresas trasnacionales, delincuencia y la corrupción oficial.

Desplazados, migrantes, y parias, los guerrerenses que pueden salir de sus pueblos a otras ciudades o consiguen irse a otro país, van así, con sus penas al hombro, esperando con dejo de nostalgia alguna vez cese la violencia en sus pueblos, en el país que muchos ya dejaron y que al igual que todo refugiado, viven a la expectativa en diversos lugares.

http://laplazadiario.com/sociedad/mineras-no-el-narco-son-causantes-de-desplazamientos-forzados-fodeg/

 

http://laplazadiario.com/sociedad/mineras-no-el-narco-son-causantes-de-desplazamientos-forzados-fodeg/