CULTURA
 25/05/2016 04:00
Publicado por
 El oro o la vida, es el nombre de la exposición que se exhibe en la Casa de las Culturas Contemporáneas –2 Norte 1006, Centro Histórico–, un recinto perteneciente al Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades Alfonso Vélez Pliego de la UAP.

El oro o la vida es, también, el título sugerente de la mesa redonda que se hará este jueves 26 de mayo a las 18 horas en dicho espacio académico y cultural para debatir sobre la minería a tajo abierto y la problemática socio ambiental que representa esta práctica extractiva en los estados de Morelos, Guerrero y Puebla.

Organizada por el Instituto Vélez Pliego y el Centro en Morelos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la mesa contará con la participación de Silvia Villaseñor Pineda, del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario; de Miguel Ángel Mijangos Leal, de la Red Mexicana de Afectados por la Minería–Guerrero; de Alejandro Marreros, del Consejo Tiyat Tlali, y de Paul Hersch Martínez, investigador del INAH y curador de esta exposición itinerante.

El tema de debate girará en torno a la minería de tajo, una modalidad de explotación radical que implica una depredación múltiple del suelo y del subsuelo, que tiene además una gama de efectos negativos a nivel sanitario, ambiental, cultural, agronómico y económico, con carácter irreversible.

Conocida también como minería a cielo abierto, esta práctica extractiva consiste en la destrucción de la cubierta vegetal y animal que habita el suelo para llegar al subsuelo, de donde se extraen enormes cantidades de piedra que contienen metales como el oro y la plata, de manera dispersa y en mínimas concentraciones.

Para extraer estos metales, es necesario moler la tierra y ponerla en contacto con sustancias químicas altamente tóxicas –cianuro o mercurio– que separan el metal y a cambio dejan agujeros extensos y profundos en el subsuelo, cerros colmados de desechos tóxicos y una amplia gama de efectos nocivos ecológicos que se extienden hacia lo cultural, lo social y lo patrimonial.

La exposición El oro o la vida. Patrimonio biocultural y megaminería: un reto múltiple, como advirtió su curador Paul Hersch Martínez, no es una “cruzada contra la minería” ni emite algún juicio moral, pues su objetivo primordial es el informar sobre los efectos de la minería de tajo abierto.

En una pasada entrevista dijo que la exposición se propone como una opción frente a la campaña de desinformación que existe a nivel nacional, por lo que el hecho de que existan fuentes de información objetiva es determinante para la convicción de la ciudadanía.

“La exposición museográfica se inscribe en una corriente que implica entablar una relación de diálogo con la ciudadanía, apelando a la figura de un ciudadano informado, sobre todo en este tipo de temas que implican muchas dimensiones, problemáticas y vertientes para el país”, expuso Hersch Martínez.

Explicó que la exposición El oro o la vida… echa mano del concepto de patrimonio biocultural que concibe a México como un país rico por su población, sus culturas, su clima, su flora, su fauna, sus paisajes y por supuesto sus minerales que, en conjunto, hacen posible la vida y las diversas culturas.

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/05/25/253953/