Autoridades y ejidatarios firmaron un documentos en el que se establece que no permitirán la reanudación de proyectos mineros.

Issa Maldonado 04/10/2016 07:14 PM

Una nueva batalla contra la minería, el despojo de las tierras y el cuidado de los recursos naturales han dado pobladores del municipio de Escuintla y Acacoyagua, ante el despojo de sus tierra y la explotación minera que abre paso a problemas de salud entre las familias, la división de comunidades y el deterioro del medio ambiente.

En Huixtla, los pobladores han obstruido el paso de carga pasada en los ejidos Nueva Francia, Cintalapa, Nueva Independencia y Brisas del Soconusco, para impedir que empresas trasladen el titanio.

Por ello, desde hace un par de días pobladores instalaron campamentos para detener la actividad minera, luego de un ultimátum que hicieran al alcalde de Escuintla, Mauro Cruz Javalois, para «correr» a la empresa minera Obras y Proyectos Mazapán S. A de C. V. instalado desde hace varios años.

Cuando el alcalde del Partido Verde Ecologista de México tomó protesta –el 1 de noviembre de 2015- se comprometió a declarar a Escuintla libre de minería; el plazo fue que el 20 de octubre de este año, echaría a la empresa del municipio.

A unos días de que venza el plazo, las y los ejidatarios han bloqueado el paso a la empresa que recorre kilómetros para llegar al campamento militar.

En tanto, en Acacayagua, el Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS) dijo que ejerciendo el derecho a un ambiente sano y al agua y protegiendo a la tierra y patrimonio de sus hijas e hijos, determinaron «cuidar los caminos del paso de la maquinaria de excavación y transporte del proyecto minero «´Casas Viejas´».

En la misiva, firmada por Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), señalaron que «siendo nosotros/as lo/as propietario/as (los ejidatarios) de los caminos que usan los mineros como paso de trabajo, establecimos de manera colectiva que es nuestro deber cuidar la reserva de El Triunfo, los ríos Cacaluta, Cintalapa y Doña María, así como los manglares de la zona costera de la explotación minera de Titanio».

Señalaron que se han organizado «para mantener dos campamentos para impedir el saqueo y la contaminación de nuestra naturaleza».

Tanto REMA como la organización, manifestaron que el proyecto minero «Casas Viejas» (en los ejidos Cacaos, Magnolia y Satélite Morelia) es parte de cinco proyectos que se han establecido desde hace quince años.

Precisaron que en 2009, la empresa explotó 49 mil toneladas, ello, con el proyecto «Cristina», mientras que en los últimos cinco años se han concesionado 21 títulos en los municipios de Escuintla y Acacoyagua, cuyas empresas son Male S.A. de C.V., el Puntal S.A. de C.V., Tristán Canales Reyna y Socios, Honour Up Tranding S.A de C.V., Sociedad Cooperativa Unidad Piedritas y Servicios S.C.L. de C.V.

La FPDS resaltó que los ejidatarios «hacemos efectiva la Declaratoria de Municipio Libre de Minería firmada por el presidente municipal y los/as regidores del H. Ayuntamiento de Acacoyagua».

El documento firmado por las autoridades y ejidatarios establece que no permitirán la reanudación de proyectos mineros.

«Nada de trabajos a escondidas (ni de exploración ni explotación), nada de máquinas por los caminos, nada de visitas de empresarios chinos, nada de promesas de minería sustentable.

Porque nuestro territorio merece ríos sanos, gente sin enfermedades, trabajo digno y con tierra para las nuevas generaciones».

http://www.milenio.com/estados/ejidatarios-bloqueo_carretero-mineria-buscan_evitar_el_saqueo-contaminacion_0_823118024.html