The requested block type of 'navigation' does not exist or is disabled.

The requested block type of 'sab-icons' does not exist or is disabled.

Carta al Presidente sobre el desastre ambiente de la mina Peñasquito | Opinión, Principales

La Jornada Zacatecas

Marzo 19, 2021

Carta al Presidente sobre el desastre ambiente de la mina Peñasquito

Posted by Marisol M. Aburto Zepeda

Estimado Presidente: 

La empresa canadiense Goldcorp-Newmont en Mazapil, Zacatecas ha generado desastres ambientales y la destrucción de las comunidades. Causando la pérdida de una gran extensión de Matorral Xerófilo, afectando a las comunidades vegetales, animales y humanas.

Le escribo esta carta debido a la respuesta que le dio a un reportero en su conferencia matutina del 17 de marzo de 2021. Me presento: mi nombre es Marisol Aburto, soy bióloga y estudiante de posgrado de la UNAM. Desde el año 2015 me encuentro trabajando en el municipio de Mazapil, Zacatecas, donde estudio las afectaciones ambientales y sociales que la mina a cielo abierto Peñasquito, perteneciente a la compañía canadiense-estadounidense Goldcorp-Newmont. Usted le respondió al reportero lo siguiente: “Hay empresas que son ejemplares, por ejemplo, la minera de Mazapil en Zacatecas, que les paga bien a los trabajadores, que ayuda a las comunidades, que cuida el medio ambiente, que no se destruye territorio…”

Lo cual me hace cuestionarle si usted conoce la zona, si usted sabe todos los antecedentes del trabajo de exploración y explotación de dicho proyecto. Si los mineros que trabajan ahí son bien pagados, no incumbe a mi investigación, no puedo refutarlo; lo que sí puedo decirle es que usted no conoce todo el contexto de la zona, por lo que mi deber como científica es ponerlo en contexto para que no ponga como mina ejemplar a Peñasquito. Yo no soy una periodista, vivo de una beca Conacyt que, como usted sabe, forma investigadores, por lo que estoy comprometida a darle mi opinión.

Peñasquito es la segunda mina a cielo abierto más grande en América Latina; se estableció desde 2006 y en 2010 comenzó su actividad formalmente. Se ha planteado extraer 13 millones de onzas de oro en 19 años. La mina consta de 5 mil 400 hectáreas, el tajo tiene un diámetro de 3.5 kilómetros y una profundidad de 650 metros. Las comunidades que se encuentran alrededor de la mina son: Cedros, el Vergel, Nuevo Peñasco, Cerro Gordo, los Charcos, las Mesas y Palmas. Se obtiene: Plomo (Pb) y Zinc (Zn) con valores de Plata (Ag) y Oro (Au), y los residuos del proceso se depositan en presas de jales de lixiviación. 

De acuerdo con diversos investigadores de la UNAM, los conflictos de la minera con las comunidades iniciaron por un problema en los derechos de paso de un camino en la comunidad de Cedros, que los pobladores de las Mesas y otros ejidos utilizaban para llegar a sus parcelas y pastizales para el ganado. Cuando la mina se estableció en 2010, ésta negoció con la comunidad de Cedros el uso de dichas tierras, bajo la condición de que pudieran ser utilizadas por los habitantes. Sin embargo, ya en 2013 los terrenos y el paso para los habitantes de las comunidades estaban bloqueados, por lo que la comunidad de las Mesas se inconformó y llevó a cabo un bloqueo del camino. Esta acción provocó que los representantes de la mina se sentaran a negociar con los pobladores; el resultado: la mina les dio unas chivas) para que las repartieran en la comunidad. (esto no satisface mínimos estándares de gasto social corporativo, de acuerdo con prácticas internacionales que, de por sí, suelen quedarse cortas en compensar a las comunidades frente a las afectaciones socioambientales provocadas por el proyecto. Actualmente en este sitio se encuentra construida la presa de jales. También hubo varios acuerdos con la comunidad de Cedros en donde a cada ejidatario se le dio una fuerte cantidad de dinero, además de que se les engañó con la promesa de ser capacitados para emplearlos en la mina. En el presente, los únicos trabajos que la mina otorga a los habitantes son en los comedores o haciendo aseo. Los trabajos calificados son para extranjeros y personal altamente capacitado proveniente de otros estados de la república. 

En una serie de entrevistas que yo misma hice a los pobladores en 2016 se comenta que desde la llegada de la mina el agua de la localidad ha ido en detrimento, se han secado lagunas y pozos que sirven para abastecer a las tierras de cultivo y al ganado, ya que gran parte del agua ha sido utilizada por Peñasquito. Hay comunidades como Cerro Gordo que tienen que pedir agua a la mina, mientras que en Los Charcos el agua se agotó y desde hace cinco años se tiene que ir a la cabecera municipal, que está aproximadamente a 20 minutos, para conseguirla. Yo le pregunto, señor Presidente, si esto es una mina ejemplar, si esto no es digno de ser nombrado como despojo al “pueblo bueno”, que dice usted que defiende. 

En el ejido el Peñasco, anterior a la instalación de la mina, se dedicaban a la agricultura y la ganadería, debido a que en la zona donde se ubicaban los habitantes se encontraba la mayor veta de oro de la región. La compañía minera construyó nuevas casas para los pobladores y los desplazó a este complejo; ahora viven en casas tipo Infonavit, viviendas con pequeños espacios y un patio para tender la ropa, donde su modo de vida ha cambiado por completo. Actualmente no tienen tierras de cultivo ni ganado y no cuentan con zonas para cultivo ni autoconsumo. Se construyó un invernadero que, en la fecha en que visité la localidad, estaba completamente abandonado. Usted, en su conferencia, mencionó el caso de minera San Xavier: “Destruyeron el poblado y devastaron la zona”. Si lo que acabo de relatar sobre Peñasquito no es devastar la zona y destruir un territorio entonces no sé qué lo es.

En el año 2014, la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales junto con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas sugirió un estudio para hacer una Reserva de la Biosfera del desierto semiárido de Zacatecas, que abarcaría 2 millones 577 mil hectáreas e incluiría los municipios de General Francisco R. Murguía, Villa de Cos, El Salvador, Melchor Ocampo, Concepción del Oro y Mazapil. Con lo que se protegerían diversas especies endémicas, en peligro de extinción y en riesgo, ya que es una de las regiones más diversas del país; existe el mayor número de especies vegetales endémicas (77 %), destacando las cactáceas con 26 géneros y 112 especies; existe abundancia de especies de interés no maderable para los pobladores de la región. Con esta iniciativa se protegería la cuenca que recarga agua al ecosistema semiárido. Sin embargo, este proceso ha sido detenido por la oposición y la presión política que han ejercido las grandes compañías mineras, argumentando que el estudio está mal hecho, ya que se pretende seguir extrayendo metales en la zona. Juzgue usted por todas las concesiones que se otorgaron en sexenios anteriores, las cuales no ha cancelado.

En 2016 hubo una filtración de selenio por parte de minera Peñasquito que se detectó en un pozo de monitoreo de aguas subterráneas; la minera reportó que el selenio también se encontró en otras áreas del complejo. En México los niveles máximos permisibles son de 0.008 mg/litro en cuerpos de agua dulce y de 0.02 mg/litro en agua para uso agrícola. Según información que la empresa proporcionó, este valor se elevó cinco veces por arriba del límite máximo permisible. La sobreexposición a este elemento puede causar problemas gastrointestinales y neurológicos; además de tener la capacidad de bioacumularse, esto quiere decir que conforme un organismo se alimenta de otro la concentración del elemento se va elevando en concentración en la cadena alimenticia, y así puede llegar a los seres humanos causando graves daños. 

El semidesierto de Mazapil se ve fuertemente afectado por el estrés hídrico, ya que la minera consume grandes cantidades de agua en sus distintos procesos. Aunque a veces el recurso se recicla, éste se contamina con todos los compuestos químicos que son utilizados (aproximadamente 15 elementos químicos distintos, de acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental de Peñasquito).

Zacatecas cuenta con una gran extensión de Matorral Xerofilo (semidesierto) y es uno de los ecosistemas más frágiles, lo que lo vuelve de alto valor para la conservación. Es muy vulnerable a las actividades humanas que se desarrollan allí; también es importante resaltar nuevamente la vulnerabilidad hídrica de estos ecosistemas, donde los rendimientos son bajos y la acumulación de sales es alta y se puede causar la pérdida de la calidad del suelo y del agua, poniendo en riesgo la subsistencia de las comunidades humanas, vegetales y animales. Los cambios que genera minera Peñasquito sobre la estructura del suelo y de las cuencas hidrológicas son irreversibles. No sobra decirlo: afectan y contaminan los suelos y los cuerpos de agua, así como la flora y fauna de las zonas. 

 Le pregunto, entonces, señor Presidente, ¿considera usted que una empresa que ocupa aproximadamente 5 mil 400 hectáreas y remueve toda la vegetación, cuida el medio ambiente?  Con sustancias que son profundamente nocivas para la salud. No sobra recordarle que el trabajo de Peñasquito provoca derrames, expulsión de comunidades y agotamiento de pozos de agua.

Los daños que genera la minería son irreversibles, de ninguna manera es una actividad sustentable: su proceso es irreconciliable con la conservación de la biodiversidad y sus afectaciones son definitivas.  

Si como usted dice, señor Presidente: “No puede ser cómplice del robo y del atraco y que se afecte la economía de los más pobres”, entonces le cuento que Mazapil es una de las zonas más pobres y marginadas con alto flujo migratorio, y tiene concesiones de 50 años renovables a otros 50 años. Dígame, por favor, si esto no es un atraco, un robo a nuestra nación.

Usted comenta el caso emblemático de Cerro de San Pedro, donde también hubo dos derrames de cianuro de sodio y la empresa intentó ocultar dicho accidente.  La comunidad la Zapatilla, que fue desplazada y reubicada por la empresa; hizo reclamos de protección y cuidado frente a estos hechos, y la empresa simuló llevar a cabo un análisis del agua contaminada. Encima están las promesas incumplidas que el expresidente Vicente Fox hizo sobre el desarrollo de San Luis Potosí. Por el contrario, no existe ningún beneficio social y, como usted lo dijo en su conferencia, la destrucción ambiental fue terrible.

Yo le pregunto: ¿cuál es la diferencia con Peñasquito? En Mazapil también han destruido poblados y se ha devastado la zona, se simulan análisis químicos que la misma empresa paga y los datos del balance hídrico de Conagua se contradicen cada año para ajustarlos al gusto de la empresa. La diferencia es que uno fue en el gobierno de Vicente Fox y éste sucede ¿bajo su gobierno? Le ruego que me explique cuál es la diferencia. Usted, al igual que Fox y Peña Nieto, está permitiendo que se haga una devastación en otra zona del semidesierto. Yo voté por usted, creí que habría un cambio en temas ambientales y una diferencia entre la irresponsabilidad ecológica de las administraciones pasadas y ésta. 

Le hago una atenta invitación a conocer mi zona de estudio, el semidesierto zacatecano, para que juzgue usted las condiciones en las que viven las comunidades donde funciona una minera ejemplar; lo invito a que vea por sí mismo el cuidado del medio ambiente de las empresas canadienses y lo invito a conocer éste y otro proyecto que, aunque no es de una empresa canadiense, ha causado daños irreversibles en Mazapil: la minera Tayahua-Frisco de Carlos Slim. Le invito a usted y al partido que encabeza a fortalecer el procedimiento de la ley de responsabilidad ambiental, a revisar la legalidad de las concesiones vigentes, a fortalecer la transparencia y el acceso a la información pública y, por supuesto, a cambiar la lógica de planeación nacional sobre desarrollo que tantos años ha dañado a nuestro país. Por último, le invito a abrir un debate profundo sobre el carácter de la legislación y política pública minera vigente, ante la cual su gobierno muestra abierta continuidad con respecto a los gobiernos que identifica como neoliberales. Le invito a que se reflexione sobre el poner al pueblo, al territorio y bienes naturales de los mexicanos al servicio del capital.
https://ljz.mx/2021/03/19/carta-al-presidente-sobre-el-desastre-ambiente-de-la-mina-penasquito/

Leave a reply

Suscríbete a la lista de información sobre minería:

¿Quieres recibir las notas de prensa e información sobre el tema de minería en México?
Escribe a: inforema.mexico@gmail.com y te daremos de alta en nuestra lista de información.

Creative Commos, 3.5 No derivadas. Red Mexicana de Afectados por la Minera. 2010-2013

contador de visitas