QUIÉNES SOMOS

La Red Mexicana de Afectadas/os por la Minería, somos una red de organizaciones que luchamos contra el modelo extractivo y el despojo que implica. Nuestro objetivo es construir estrategias para la defensa del territorio, el ejercicio y la exigibilidad de los derechos colectivos y la desmitificación del modelo extractivo.

Además, fomentamos la articulación entre luchas locales a nivel regional y nacional, y la construcción de modos de vida fuera del modelo capitalista. Buscamos contribuir al fortalecimiento de la organización comunitaria y regional en aquellas zonas en donde la población ha decidido establecer procesos de resistencia en contra del despojo generado por proyectos basados en la lógica del Modelo Extractivo.

La esencia principal de la REMA es construir territorios libres de minería. Nos enfocamos y privilegiamos la prevención, por ello identificamos en donde se ha otorgado concesiones mineras, idóneamente antes del inicio de cualquier actividad minera, para llevar a cabo procesos informativos amplios que permitan a los pueblos tomar decisiones con base a sus derechos colectivos y evitar luchar en condiciones altamente asimétricas ante empresas y quienes más promueven esta actividad. La REMA también ha colaborado en procesos de defensa territorial frente otros tipos de proyectos vinculados al Modelo Extractivo.

A través de lo documentado consideramos que no existe la minería verde, ni limpia, ni sustentable, ni socialmente responsable; por lo que no participamos de iniciativas de estándares voluntarios en la materia ni de cambio de la ley minera, que sólo legitima el despojo.

Historia

En junio del 2008 en Temacapulin, Jalisco, la Red Mexicana de Afectadas/os por la Minería (REMA) nace en el marco del V Encuentro del Movimiento Mexicano de Afectados por Represas y en Defensa de los Ríos (MAPDER), como una red integrada por comunidades, movimientos, redes y organizaciones afectadas y preocupadas por los impactos socio-ambientales del Modelo Extractivo Minero en México.

La compañera Bety Cariño en Oaxaca y el compañero Mariano Abarca en Chiapas fueron entre quienes fundaron la REMA. Ante los tremendos daños que genera el Modelo Minero que trastocan la vida entera de las comunidades afectadas, la casi imposibilidad de sacar las empresas mineras de los territorios una vez que entren, y la impunidad en que operan, se priorizó prevenir el arribo de proyectos mineros en los territorios.

Para lograr esto, se identificó la necesidad de fomentar la organización comunitaria para la prevención y la defensa integral de sus derechos y bienes comunes; articular las comunidades a través de diversas acciones informativas e intercambios de experiencias; y construir un espacio para avanzar en propuestas alternativas, justas y efectivas ante el despojo y la destrucción por la actividad minera. Hoy, la prevención, la información, el ejercicio de los derechos colectivos desde los territorios afectados por la minería, la desmitificación del Modelo Extractivo, y la promoción de alternativas al modelo capitalista extractivista siguen al centro del trabajo de la red.

Por su labor en defensa de la vida y la salud de los pueblos, Bety Cariño y Mariano Abarca fueron asesinados en 2009. Desde entonces, la REMA ha exigido justicia por estos crímenes a través de diversas acciones, así también participa en actividades para fomentar la memoria colectiva en torno a sus luchas y las que siguen inspirando. Además, dado la prevalencia de la violencia, la criminalización de las y los defensoras/es del territorio, y la militarización de los territorios en donde se asienta la minería, REMA se ve obligada a denunciar de forma frecuente este tipo de ataques, y de constantemente reforzar su estrategia preventiva con el afán de prevenir la escala de violencia que acompaña el Modelo Extractivo Minero.

Considerando que el Modelo Extractivo es un modelo globalizado y sus impactos muy parecidos sin importar mucho en donde se instala, desde su inicio, la red ha promovido la solidaridad y la articulación entre luchas en contra del Modelo a nivel local, nacional e internacional. Esto ha incluido participar en la fundación del Movimiento Mesoamericano en Contra del Modelo Minero Extractivo (M4) en 2011, la participación en el Tribunal Internacional de Salud en Guatemala en 2013, el Encuentro de Pueblos en Resistencia al Modelo Extractivo en Zautla, Puebla en 2014, la Misión de Observación en Zacualpan, Colima en 2015, y diversos esfuerzos entre luchas y redes afines a lo largo de los años.

Qué hemos hecho

El quehacer de la REMA se estructura en cinco ejes estratégicos:

Acciones de prevención

Centradas en procesos informativos para la construcción de
“Territorios libres de minería”

Desmitificación de los mitos
del modelo extractivo

Promovido por las empresas, gobiernos y otros actores, como los financieros, a través de la generación de información, trabajo con medios de comunicación, y capacitación para grupos internos y externos a la REMA

Investigación y documentación

De daños a la salud y el ambiente generados por el modelo extractivo minero

Construcción de alianzas

Para una defensa integral del territorio a partir de acciones jurídicas, técnicas, mediáticas, etc.

Impulsar alternativas de vida

En las comunidades en contra del Modelo Extractivo Minero.

Luchas

Zacualpan, Colima

Soconusco,Chiapas

Ixtepec,Oaxaca

Gómez Palacio, Durango

Cuenca de la Independencia, Guanajuato

Chicomuselo,Chiapas

Valle de Ocotlán, Oaxaca

Río Atenco, Zacatecas

Guadálcazar, San Luis Potosí

Epazoyucan,Hidalgo

Cicalco,Zacatecas

Canoas,Colima

Caborca y Puerto Peñasco, Sonora