Polémica sobre minería en el Azuay

por | Sep 10, 2011 | 0 Comentarios


Fecha de Publicación: 2011-09-10

Se ha desatado una polémica entre el Prefecto del Azuay y el Ministerio del Ambiente, en torno a la explotación minera de Quimsacocha y otros sectores en la provincia

Una polémica en torno a la explotación minera en el sector de Quimsacocha y otros de la provincia del Azuay, ha surgido recientemente entre el Prefecto Paúl Carrasco y la ministra del Ambiente Marcela Aguiñaga, quien en su última visita a esta ciudad indicó que a su Ministerio le corresponde entregar los permisos ambientales respectivos y no al Gobierno Provincial. Señala como causa para ello el supuesto incumplimiento de la Prefectura en la renovación de las respectivas competencias ambientales, lo cual es cuestionado por la autoridad provincial azuaya que lo califica de mero pretexto para retirarle las citadas competencias, justo cuando el Presidente de la República anunció que la explotación minera en los puntos controvertidos de la provincia del Azuay se efectuará.

A más de ello, el Prefecto del Azuay citó un informe técnico de ETAPA que determinaría que una explotación minera en Quinsacocha sería riesgosa por afectar el abastecimiento de agua para el consumo humano y otros menesteres. Como fuese, el hecho preocupa a la ciudadanía cuencana y azuaya, más allá de la polémica que desde hace varios años enfrenta a los grupos llamados “anti mineros” y al Gobierno en torno a la explotación minera en gran escala. En el Azuay existen reservas de oro y diversos minerales, entre ellas Quimsacocha y Río Blanco, que justamente se ubican en los páramos que constituyen las reservas y fuentes de agua de importantes cuencas hidrográficas como la del río Tarqui, el Yanuncay y otros. Se alertó en múltiples ocasiones sobre los eventuales riesgos de estas explotaciones mineras, pero el Gobierno ha desmentido constantemente estos temores, calificándolos de manipulaciones políticas, porque según la versión oficial, una explotación minera racional y técnica no tiene por qué poner en riesgo el agua.

Pero esta polémica debe salir de su marco político y basarse en informes técnicos objetivos, no parcializados a una u otra tendencia, si se quiere de verdad evitar toda clase de riesgos y eventualidades en la explotación minera de los humerales en los páramos azuayos.

http://www.eltiempo.com.ec/noticias-opinion/4447-pola-mica-sobre-minera-a-en-el-azuay/

Comparte:

Más noticias