Las organizaciones Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LAVIDA) y Greenpeace México se sumaron al exhorto que hicieron legisladores de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que se garantice la salud de las poblaciones cercanas a la central nucleoeléctrica de Laguna Verde (CNLV), en Veracruz, donde se han incrementado los casos de cáncer y ante la amenaza que representa el proyecto minero de Caballo Blanco, situado a casi tres kilómetros de la central nuclear.

En el punto de acuerdo, presentado el 17 de agosto pasado, se exhorta a CFE a acatar los acuerdos de la última reunión de la Convención sobre Seguridad Nuclear, así como las recomendaciones de organismos internacionales, con el objetivo de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores y habitantes de la región aledaña a la Nucleoeléctrica Laguna Verde, en Punta Limón, Municipio de Alto Lucero, Estado de Veracruz, al llevarse a cabo el Proyecto Minero “Caballo Blanco.

Sin embargo, en una carta dada a conocer hoy, 18 organizaciones ambientalistas y de derechos humanos de varias partes del país, académicos y líderes de opinión, hacen un llamado al Congreso de la Unión y al gobierno de Veracruz para que reconozcan que existe un problema de salud pública en la zona cercana a Laguna Verde, donde se ha detectado el aumento de casos de cáncer, misma que incluye también a los municipios de Vega de Alatorre, Actopan y Emiliano Zapata.

Los firmantes de la carta demandan que se impulse una investigación independiente que determine de manera imparcial la relación entre las enfermedades de cáncer ya existentes en las comunidades cercanas y la radiación emitida por la central de Laguna Verde. Además solicitan que sea la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la entidad coordinadora de dicho estudio.

Los integrantes de LAVIDA y Greenpeace, hicieron un llamado al Congreso de Veracruz, para que en ejercicio de la soberanía del estado, protejan y defiendan el territorio veracruzano, sus recursos naturales y la integridad de sus habitantes; e invitaron a las organizaciones ambientalistas, estudiantes y académicos, así como a la ciudadanía en general a sumarse a este exhorto.

Zoom

Greenpeace desplegó una manta de 100 metros cuadrados con el mensaje: «¿Nuclear? No, Gracias» en la Plaza Lerdo, en la ciudad de Xalapa. © Greenpeace / Prometeo Lucero

Hace algunas semanas, Greenpeace se reunió con la junta de coordinación política del Congreso veracruzano y expuso a los diputados el problema de salud por cáncer en los municipios de Vega de Alatorre, Actopan y Emiliano Zapata;  ahora los legisladores locales deben mostrar su compromiso con los ciudadanos e impulsar una investigación académica imparcial para analizar si los casos de cáncer son o no producto de la exposición a radioactividad proveniente de Laguna Verde.

http://www.greenpeace.org/mexico/es/Noticias/2011/Septiembre/Seguridad-y-salud-cerca-de-Laguna-Verde-cuando/