Tomada de la edición impresa del Jueves 27 de Octubre del 2011

Disputa comunitaria

Correa descarta consulta popular para tema minero

El Jefe de Estado aclaró que no tiene previsto convocar a un proceso electoral para resolver el tema de la explotación minera, actividad que es rechazada por los grupos indígenas de la localidad de Quimsacocha, que será declarada reserva protegida.

El presidente Rafael Correa durante su visita a Quimsacocha, en la provincia de Azuay. Foto: cortesía Presidencia de la República

Redacción Actualidad

actualidad@telegrafo.com.ec

El presidente Rafael Correa descartó la posibilidad de convocar a una consulta popular para resolver el tema de la explotación minera, actividad que  es rechazada por grupos indígenas  en la localidad de Quimsacocha, en la provincia del Azuay.

Durante la visita a esa localidad, el Primer Mandatario aclaró  que no tiene motivos para realizar un proceso electoral ya que el desarrollo del potencial minero fue una propuesta de su campaña y  debe cumplirla, publicó el sitio oficial www.elciudadano.gob.ec

“Ese es otro de los cuentos, la democracia participativa. Si no hay Gobierno más participativo que el nuestro, cómo hemos socializado las leyes y llevamos tres consultas populares y siete elecciones seguidas ganadas”, dijo el gobernante en alusión al argumento de los promotores de una consulta que señalaron que la Constitución de Montecristi garantiza la organización y la participación ciudadana.

En Quimsacocha se origina la cuenca del río Yanuncay que abastece de agua potable a Cuenca. En ese sector, el Gobierno  impulsa un proyecto de minería, que es rechazado por parte de las comunidades indígenas, porque aseguran que aumentará la contaminación del agua.

En este sentido, Correa volvió a rechazar la consulta   que se realizó el  2 de octubre en Quimsacocha en la que aparentemente ganó el No a la minería. Según datos de los organizadores del evento, el 92,3%  de los votantes rechazó la minería y el 4,5% estuvo a favor.

El Presidente responsabilizó a grupos de  oposición  de propiciar una consulta “chimba”, con votos marcados y con una sola pregunta. De hecho en el proceso solo se preguntó ¿Está o no de acuerdo con la actividad minera en las fuentes de agua de Quimsacocha? “La respuesta es obvia”,  dijo el Mandatario, “cualquiera vota no si le preguntan de esa manera”. El gobernante explicó que dicho  proceso es ilegal porque no fue validado ni organizado por el Consejo Nacional Electoral y que los mentalizadores de la consulta carecen de representatividad.

Enfatizó que la consulta tampoco tiene poder vinculante, porque inclusive se vio en una secuencia gráfica que una ciudadana marcaba hasta  siete veces   una papeleta. Indicó que esta anomalía debió ser registrada por el defensor del Pueblo, Fernando Gutiérrez, a quien se le atribuye haber dado legitimidad a la cuestionada consulta, según publicó El Ciudadano.
Al respecto, la ministra coordinadora de la Política, Doris Soliz, indicó que se ha tergiversado la información y se ha mentido a la población en el caso de Quimsacocha.

La secretaria de Estado reiteró la garantía de que se protegerá por todos los medios las fuentes de agua que abastecen a la ciudad de Cuenca.

Carlos Pérez, presidente de la Federación de Comunidades Campesinas del Azuay, defendió el resultado de la consulta y dijo que este es de cumplimiento obligatorio y debe ser validado por la Asamblea Nacional.

Pérez consideró que el proceso contribuyó a fortalecer a las organizaciones campesinas e indígenas, organizadas de Quimsacocha para continuar su defensa del agua.

Durante su visita, Correa  anunció la reversión de 3.200 hectáreas del proyecto minero Quimsacocha, en la provincia de Azuay, las cuales serán declaradas zona de reserva para protección hídrica. La demarcación será manejada por la empresa pública Etapa y   se han destinado tres millones de dólares con vistas a expropiaciones necesarias para la creación del Parque El Cajas.

http://www.telegrafo.com.ec/index.php?option=com_zoo&task=item&item_id=19389&Itemid=2