Por Agencia EFE – hace 7 horas

México, 18 oct (EFE).- El Grupo México, la empresa con mayores reservas de cobre del mundo, anunció hoy que apelará una decisión de una corte del estado de Delaware (EE.UU.) con relación a la fusión de dos de sus filiales en 2005.

La minera mexicana indicó en un comunicado que el pasado 14 de octubre un tribunal estadounidense consideró que su filial Southern Copper Corporation (SCC) pagó un «precio excesivo» a su otra subsidiaria Americas Mining Corporation (AMC) cuando SCC compró las acciones de la firma Minera México.

Grupo México indicó que posee más del 80 % de SCC y explicó que la forma de compensar el pago en exceso a esa firma aún debe ser determinada en el juicio.

Además, señaló que está «en total desacuerdo con la resolución de la corte, ya que impone reglas para este tipo de operaciones que harían imposible su realización».

A juicio de la minera mexicana, la resolución del tribunal «no se apega a la ley de Delaware, ni a la evidencia presentada durante el juicio», por lo que «apelará la misma ante la Suprema Corte del estado de Delaware», para lo cual cuenta con un plazo de 15 días.

El 1 de abril de 2005 SCC compró una participación del 99 % en Minera México a AMC, y para ello emitió 67,2 millones de acciones nuevas (por un valor de unos 3.000 millones de dólares) que entregó como forma de pago por los títulos de Minera México.

Adicionalmente, SCC repartió un dividendo especial por 100 millones de dólares entre sus accionistas.

El banco Barclays explicó hoy en un informe que tras esa operación de cambio de propietario, Grupo México aumentó su participación indirecta en SCC del 54,2 % al 75,1 %, con lo que diluyó la participación de los accionistas minoritarios.

Por esta razón, los accionistas minoritarios demandaron a Grupo México al considerar que SCC había pagado un precio excesivo por Minera México.

Según Barclays, el juez decidió que Grupo México debe pagar a SCC alrededor de 1.260 millones de dólares (que equivale al 6 % de la capitalización de mercado de Grupo México) por los daños que le causó.

«Hay todavía muchas preguntas sin resolver y en nuestra opinión parece distante una resolución final de la disputa», indicó el analista Leonardo Correa, de Barclays.

A juicio del experto, esta disputa podría potencialmente retrasar el plan del gigante minero mexicano de fusionar SCC con Asarco, otra de sus filiales.

Grupo México posee 13 minas, y actualmente desarrolla 10 proyectos de exploración en Chile, Perú y México.

La empresa mexicana se ha visto envuelta en otros litigios en EE.UU. por operaciones similares. en las que ha cambiado el propietario de alguna compañía entre sus propias filiales.